14 diciembre, 2014

Remordimientos.

Me explica un médico que a veces llegan ancianos al hospital que van a morir, ya han entrado en coma, pero se les puede poner suero o no. La mayoría de los médicos no son partidarios porque solo consiguen alargar la agonía. Sin suero, como no comen ni beben nada, se morirán en dos días, pero con él pueden durar una semana o más.

En determinados casos la decisión depende de los familiares, y a veces, la mala conciencia de estos les lleva a pedir el suero. Para disgusto de los médicos.

Lo que más me impresiona es eso de los remordimientos. Uno puede dedicarles tiempo a sus padres ancianos pero es difícil no tener mala conciencia. 

Un amigo tiene a su madre anciana y él y su hermano se turnan todos los días para estar dos horas con ella, mientras que la mujer interna que la cuida descansa, “y para cubrir la parte afectiva”, me explicó.

Me pareció envidiable. Ambos hermanos de acuerdo tasan en tiempo la parte afectiva y la pagan equitativamente. Entiendo que os parezca mezquino pero a mí, en mi egoísmo, me pareció envidiable. Medir el cuidado debido y pagarlo religiosamente. Me gustaría que no fuera así pero así lo siento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...