25 marzo, 2015

OFERTA GERIÁTRICA.

Mañana pienso colgar este cartel en la sala de profesores. 




PARA LOS QUE YA NO TIENEN PADRES.

Tengo a mi madre en una residencia con demencia tipo Alzheimer y la visito bastantes días a la semana durante una hora. Tiene días distintos. Unos habla sola y está de buen humor, otros  parece enfadada y algunos ¿los más? llora desconsolada sin un motivo conocido. Cuando no tiene visita, la mayor parte del día, pasa el tiempo sentada y el rato en que la visito, la paseo, cogida de la mano, para que no se anquilose, aunque ya anda muy torpemente por una avanzada artrosis en las rodillas. Muchas veces la abrazo y le doy besos, especialmente cuando llora. En estos tres meses le he dado más abrazos y besos que en mucho tiempo.

Tranquilos, nunca hemos llegado al incesto. 

¿Perdiste a tus padres de súbito (o en breve tiempo) y te perdiste esa etapa de la vida en la que nos convertimos en padres de nuestros propios padres?

¿Disfrutaste de aquella etapa pero fue hace mucho tiempo y te gustaría revivirla?

¿Tienes unos padres jóvenes pero quieres entrenarte para cuando te llegue el esperado momento en que tengas que cuidar de ellos?

ES TU OPORTUNIDAD, NO LA PIERDAS.

Por una módica cantidad mensual estoy dispuesto a darte permiso para que le hagas el número de visitas que quieras, de la duración que desees, con la única restricción del horario de visitas que impone la residencia.

Si quisieras implicarte más y deseas tenerla en casa para una atención más personal, mis hermanos y yo, con los ahorros de mis padres, estaríamos dispuestos a contratar una mujer, que viviría en tu casa interna, y que haría lo que podíamos llamar el trabajo sucio (levantarla, ducharla, vestirla, darle de comer, limpiarla...) mientras que tú te dedicarías solo a la parte afectiva. En este caso, nosotros correríamos con los gastos de la trabajadora, incluyendo seguridad social, mientras que los gastos de manutención y medicinas correrían de tu cuenta.

Aparte, naturalmente, de un dinero mensual negociable que habrías de abonar por el disfrute de cuidar a una anciana a tiempo completo.

Si estás interesado en cualquiera de las dos modalidades, ponte en contacto conmigo.




………………………………………………….
Y si piensas que esto es humor negro y una falta de respeto hacia mi propia madre no sabes lo que dices. Es mi madre y hago de ella las chanzas que me da la gana. Que para eso es mi madre y para eso la cuido. Y si te parece mal me lo dices a la cara y te explico con los puños lo que yo pienso de ti. ¿A que no tienes redaños de decirme en persona que esto te parece un puro disparate? ¿Acaso sabes tú lo que yo quiero a mi madre? ¡¡Majadero!! Yo por mi madre… ¡¡MATO!! ¿Te enteras?


Solo te lo aviso una vez… si tú quieres hablar de mi madre… antes… te lavas la boca. 

:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...