22 junio, 2012

Y ARCADI ESPADA CALLADO.

El titular de ayer de El Mundo decía: LEGALIZADO EL PARTIDO DE ETA.

Fatal. Me parece fatal. Arcadi Espada, tan obsesionado con los hechos, tendría que decir algo.

No es un hecho que el partido de ETA se haya legalizado. Lo que es un hecho es, porque así ha sido determinado por el Tribunal Constitucional exactamente lo contrario, que SORTU NO ES ETA.

En España tenemos un procedimiento para aplicar la ley de partidos. Ese procedimiento termina en el Tribunal Constitucional. Si el Tribunal Constitucional dice que Sortu no es ETA no hay más que hablar. Sortu no es ETA. Del mismo modo que otras veces hemos dicho que una formación política era ETA porque lo habían dicho los tribunales. Lo que no se puede hacer es apoyarse en los tribunales cuando nos gusta una sentencia y ciscarse en ellos cuando no nos gusta.

Con independencia de lo que piense cada uno los tribunales son los que determinan como son determinadas cosas. Porque así lo hemos acordado legalmente. Y hay que respetar sus sentencias y acatarlas.

Si unos dicen que Baltasar Garzón no cometió prevaricación, pese a que fue condenado por ello por el tribunal competente y otros dicen que Sortu es Eta pese a que el tribunal competente ha dicho lo contrario ¿para qué queremos los tribunales?

Lo que sucede en España en relación con los jueces es un puro disparate, pero no porque ellos hagan disparates sino porque son disparatadas las reacciones ante sus sentencias.

No sé si existe una crítica legítima a las sentencias pero cualquier crítica debería comenzar por decir que la sentencia “va a misa”. Y punto.

En Intereconomía titulaban:

“La mayoría 'progresista' del Constitucional legaliza Sortu. “

También fatal. No son los progresistas los que lo han legalizado. Lo ha hecho el Tribunal Constitucional. Y decir que lo ha hecho solo un sector es querer deslegitimar unas decisiones que son el fundamento de nuestra convivencia democrática.


…………….

Lo que me escandaliza de España en relación con los jueces no son las sentencias que se dictan sino las reacciones que se producen ante ellas. Si tras un sumario de miles de folios un ciudadano cualquiera habiendo leído cuatro noticias puede decir que se ha cometido una injusticia ¿para qué hacía falta tanto sumario y tanto juicio? Que le pregunten a la “opinión pública” dominante y nos ahorramos tiempo y dinero.

1 comentario:

  1. Anónimo7/7/12 13:48

    Buena noticia: Juan José González Rivas al TC

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...