21 junio, 2012

¿Es subjetiva la justicia?

Yo entiendo que existen dos cosas a las que llamamos justicia. La que podíamos llamar “justicia metafísica” y la “justicia positiva”. La primera consistiría en “dar a cada uno lo suyo” y la segunda es el procedimiento jurídico (con juicios, jueces y demás) que hemos acordado entre nosotros para determinar con la mayor objetividad posible qué es lo que corresponde a cada uno.

A la primera la llamo metafísica (usando la palabra en el sentido de los filósofos analíticos) porque está más allá de lo físico, no puede conocerse por procedimientos empíricos y cada persona podría pintar de ella una imagen diferente, sin que exista ningún criterio común para saber si esa imagen responde a la realidad o no.

A la segunda la llamo positiva (usando la palabra como la usan los positivistas cuando dicen hechos positivos –objetivos- o ciencias positivas –las ciencias más objetivas) porque consiste en un procedimiento establecido perfectamente conocido que puede ser estudiado por las ciencias positivas.

La primera podíamos decir que se encuentra en el mundo platónico de las ideas –en realidad es sólo una definición: dar a cada uno lo que le corresponde- y la segunda está en este mundo en el que nos movemos, podemos verla, medirla, pesarla y fotografiarla. De otro modo podríamos decir que la primera se encuentra en la mente de cada uno y la segunda la encontramos en las sentencias provenientes de los juicios realizados con las debidas garantías.

Coloquémonos por un momento en un punto de vista religioso y convengamos que la que llamamos justicia metafísica podría ser llamada “justicia DIVINA” en el sentido de que correspondería con la justicia de Dios en el juicio final y la justicia positiva es la justicia HUMANA en el sentido que es la que hacen los hombres a través de los jueces.

Se enfadaba mucho un amigo mío en su blog porque Divar decía en una entrevista que la justicia divina era objetiva y la humana subjetiva. Le parece a mi amigo que de esta manera Divar antepone la justicia metafísica a la justicia positiva. Si no lo interpreto mal según él, la máxima autoridad entre los jueces -Divar- debería ocuparse únicamente de la justicia positiva, aquella que él encarna y no viene a cuento siquiera nombrar la justicia divina como si estuviera por encima de la humana.

¿Han oído ustedes decir que con Baltasar Garzón se cometió una injusticia?

Con independencia de que los que digan esto sean creyentes o ateos… ¿a qué justicia se están refiriendo cuando lo dicen? Baltasar Garzón fue juzgado por el más alto tribunal –el tribunal Supremo- y después de recusar a algunos jueces del primer tribunal que se le asignó fue encontrado culpable de un delito por los siete jueces que formaron finalmente el tribunal que lo juzgó. La justicia positiva –la humana dicho de otro- se pronunció del modo más rotundo que puede hacerlo.

¿A qué justicia apelan los que dicen que se cometió una injusticia? Cuando la justicia humana se ha pronunciado de manera tan clara solo pueden estar hablando de la justicia metafísica. Piensan que a Garzón no se le hado lo que le corresponde. Pero el problema es que los seres humanos, precisamente porque a veces no nos ponemos de acuerdo sobre qué es lo justo, hemos inventado procedimientos de justicia positiva para determinarlo. Los tribunales establecen qué es lo justo del modo más objetivo posible. Cada uno puede tener en su cabeza la idea de justicia metafísica o divina que le dé la gana pero a la hora de funcionar solo podemos funcionar con la justicia positiva. Por eso cuesta entender tanto escándalo con la sentencia de Garzón.

A mi amigo le produce escándalo que Divar se refiera a la justicia divina y a la humana y diga que la humana es subjetiva.

¿Pero no han estado diciendo lo mismo los defensores de Garzón todo este tiempo? ¿No han estado diciendo que la justicia humana es subjetiva y que lo que se ha cometido con él ha sido una cacería? Están apelando a una justicia superior -no sé si divina pero en todo caso metafísica- en nombre de la cual alguno hasta dijo que la sentencia no la acataba?

Cuando se dice que la justicia humana es subjetiva se quiere mostrar que en último extremo siempre son personas los que juzgan –son sujetos- y aunque se atengan a los hechos –un objeto- y apliquen la ley –otro objeto-, en realidad son sujetos los que juzgan y por tanto “subjetiva”. Lo que Divar no dijo y los críticos con la sentencia de Garzón tampoco es que esas sentencias “subjetivas” son la máxima objetividad con la que los seres humanos podemos funcionar. Precisamente porque cada uno puede tener en su cabeza algo muy diferente –subjetivo- sobre qué corresponde a Garzón hemos establecido un procedimiento absolutamente determinado y objetivo para dictar justicia. La justicia objetiva es aquella que siguiendo todos los requerimientos legales el último tribunal determina como tal.

Aunque luego cada uno –creyentes o ateos- puedan seguir considerando que la sentencia se ajusta bien o mal a su particular justicia divina.





................
Un fuera de juego puede ser considerado como algo objetivo (se ha producido el hecho que el reglamento de futbol define como tal) y subjetivo (el arbitro ha intepretado por lo que ha visto o le dice su juez de linea desde su subjetividad que se ha producido ese hecho).

El fuera de juego puede ser considerado como algo objetivo, como un hecho objetivo, cuando es pitado por el árbitro. Ese es el único fuera de juego que cuenta porque es un hecho indudable y no interpretable: el árbitro pitó fuera de juego. El fuera de juego es algo subjetivo porque más tarde ese hecho es interpretado como adecuado al reglamento o no por todas los expectadores espectadores que lo quieran juzgar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...