20 enero, 2017

Bueno para mí, malo para el blog.

Un antiguo alumno, que terminó regentando un bar de copas, las noches que había abundancia de clientes cerraba tardísimo y tenía que trabajar mucho más. Por eso decía "Bueno para el bolsillo, malo para el cuerpo". 

En mi caso lo que sucede es lo siguiente: bueno para mí, malo para el blog.

En mi ingenuidad, creo que Loiayirga es un personaje interesante que no puedo dejar morir. Por eso sigo escribiendo con esa dedicación constante con la que todos alimentamos el ego. “Hasta un mozo de cuadra necesita admiradores” decía Nietzsche.

Sin embargo, lo que me hace más bien es hacer menos cosas (una es el blog) y olvidarme de Loiayirga. Pero tranquilos, no me quiero tanto a mí mismo como para abandonar al ego así como así.
Pero que sepáis que cuando no escribo es porque me la traen al pairo las estadísticas y perder lectores. Es decir: es bueno para mí.


………………………………………………………………………….
Supongo que no soy solo yo el que no entiende los cambios políticos que estamos viviendo. Jose Ignacio Torreblanca hace en "El suicidio anglosajón", artículo de El País, una interesante interpretación de lo que está pasando, -Trump y el Brexit- son signos de debilidad de la cultura anglosajona. Y quizás signo de la debilidad de todo Occidente.


Solo sé que no se nada. Y eso porque me lo han dicho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...