22 julio, 2016

Contradicciones de mi meditación.

Meditar consiste en no hacer nada.

Nada de lo que solemos hacer a todas horas. Únicamente estar en el presente. Solo estar.
Por eso resulta contradictorio que quiera avanzar en el libro y quemar etapas. ¿Por qué quiero acabarlo? No es lógico. ¿Qué sentido tiene querer avanzar en algo que consiste exactamente en sentir el presente?

Un sinsentido.

En el momento en el que estoy -siguiendo el libro de Jalics- tengo que centrar la atención en sentir las manos. Solo eso. Sentir las manos. Durante veinte minutos de reloj. Luego cinco minutos para descansar el cuerpo de la quietud y después otros veinte hasta que vuelve a sonar el despertador.

¿Pues sabéis lo que me pasa? Que bastantes veces estoy esperando que suene el reloj.

Un puro disparate. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...