26 octubre, 2015

Problemas.

Hay dos tipos de problemas, reales e imaginarios. Tengo muy pocos de los primeros y muchos de los segundos. Tengo tantos problemas imaginarios que se han convertido en un problema real. Uno solo, pero grave. Un problema mental. 

:)

2 comentarios:

  1. Quizás -solo quizás- lo que contribuye a distraer esos problemas imaginarios es un gran proyecto que movilice toda tu ilusión y que despierte en ti verdadera pasión, algo que subsuma en un plano secundario todo lo trivial e innecesario. Cuando uno está intensamente ocupado en algo, aparece ello en un lugar central y cenital, oscureciendo todo lo demás.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que si uno está ocupado con una gran pasión te creas muchos menos problemas imaginarios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...