19 septiembre, 2015

Amor, dolor.



En un paseo junto al río encuentro un banco de hierro que tiene en el respaldo una inscripción. Tiene una fecha del 2011.

Si algún día Dios te llama
para mí un puesto reclama
que a buscarte pronto iré.

Choca que en tiempos de ateísmo y agnosticismo alguien hable de amor metiendo a Dios por medio.

En la parte de sentarse, con idéntica letra han escrito:



Cómo me duele no tenerte.

Parece lógico que las dos inscripciones fueran hechas en momentos diferentes.

La primera la hizo él, una tarde, sin ella, en su banco habitual, y al día siguiente, se la ofreció como un regalo.


La segunda la hizo también él, sin ella. Sin ella para siempre. 

1 comentario:

  1. Una vez escrito esto me dicen que los primeros versos son del himno del legionario. Novio de la muerte.

    Bueno, pues eso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...