13 julio, 2015

Un pequeño esfuerzo.

Me pasó con mi cuñado. Pensaba entonces que es triste que la muerte de alguien querido cause tan poca herida en nosotros. Sin embargo ese mismo día tuve respuesta a mis consideraciones.

¿Quieres sentir DE UN MODO MÁS FUERTE la muerte?

Quédate toda la noche en el velatorio. Es un modo de alterar tu vida, es un esfuerzo que te saca de tu rutina, es una molestia inhabitual. Puesto que la muerte es algo importante y grave, experimenta un cambio real pasando toda un noche en vela. Es una bobada, pero es un modo de alterar tu cómoda vida. 


Diréis que soy un hipócrita, pero no fui capaz. Cuando la primera ronda de hermanos se marchó a la cama (son once) yo también me fui. Mi mujer y algunos más se quedaron hasta el amanecer.

Ahora me está pasando algo parecido con mi suegra.



2 comentarios:

  1. No lo tengo yo tan claro. Ya ni siquiera hay la posibilidad, al menos en las ciudades: los velatorios se cierran a la una o las dos de la madrugada. Imagino que en los pueblos, si aún se velan en casa, seguirán las viejas costumbres.

    En la familia de mi padre somos un montón de primos: 24. Cuando murió mi abuelo paterno nos reunimos todos en un velatorio tradicional de casa de pueblo. Yo tenía 27 años, el más joven de los nietos. Hazte una composición de lugar. Mis primos, sus mujeres/maridos, algún hijo ya con edad de estar allí a las 5 de la mañana…Todos en una cocina enorme de la planta baja, fumando y tomando café. El cadáver en el segundo piso. En un momento dado alguien empezó a contar chistes. Mario, seguramente. Terminamos llorando. De risa. Por supuesto, queríamos al abuelo.

    (Éramos jóvenes, él ya mayor. Puede ser.)

    ResponderEliminar
  2. Era tradicional que en los velatorios se terminaran contando chistes. Toda la noche en vela tenía que encontrar un alivio de algún modo. Creo que se empezaba de un modo más grave, más solemne y se terminaba siempre con los chistes.

    Me he dado cuenta de que el modo de reaccionar ante la muerte es cultural. Y existe un modo de comportarse que es el que se considera apropiado. Es conocida la pasión y la vehemencia con la que lloran a sus muertos los gitanos. Apostaría cualquier cosa que entre los payos hoy en día se llora menos que en otros tiempos. Digamos que no se lleva. Incluso cuando la muerte es de alguien joven, los familiares toman tranquilizantes para mantenerse enteros.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...