15 julio, 2015

¿Cómo se mide el número de pobres de un país?

A las personas que tenemos buen nivel de vida nos gustaría que el mundo, tal como está, fuera justo. Sabemos que no lo es, pero cualquier cosa que muestre que no es tan injusto nos causa un gran alivio.
Joaquín Leguina escribía un artículo hace dos días en el que cuestionaba que haya tantos pobres en España como se dice.

Copio aquí un fragmento para ver si os animáis a leerlo todo.
…comenzaré por preguntarme cuál es el umbral de la pobreza. Ese umbral -siempre según el INE y Eurostat- coincide con el 60% de la renta mediana (debajo de esa renta se es 'pobre'), siendo la mediana aquella renta familiar por debajo y por encima de la cual está la mitad de los hogares. De la propia definición se deduce (y así lo dice el INE, pero en una nota a pie de página) que ese umbral no es en realidad un indicador de la pobreza, sino de la buena o mala distribución de la renta. Pero ningún medio de comunicación parece haberse leído la nota del INE y, como imaginarán, los titulares de los periódicos son del siguiente tenor: "El 27,3% de los hogares españoles vive por debajo del umbral de la pobreza" (publicado hace bien poco); es decir, cerca de 13 millones de personas estarían en la pobreza. 
Ilustraré la mala calidad de este indicador con un ejemplo. Sean dos países: A y B. En A la renta familiar es de 2.000 euros anuales y en B de 400.000. Sin recurrir a más cálculos, cualquier persona diría que A es un país pobre y B uno rico. Sin embargo, en A todos los hogares ingresan la misma cantidad (no hay nadie por debajo de la mediana) y en B la distribución no es uniforme sino que tiene una mediana de 370.500 euros y por lo tanto su 'umbral de la pobreza' se coloca en 222.000 anuales, por debajo del cual vive (y muy bien) el 40% de sus hogares. Pues bien, según los criterios del INE -que son los de Eurostat- en A no hay un solo pobre mientras que en B el 40% de sus hogares está sumido en la pobreza.

¿A que es muy interesante?

Podéis leerlo completo aquí. 

4 comentarios:

  1. En España hay más pobres de lo que se dice, entre otras cosas porque no se cuenta como tales a los miles de jóvenes que viven con sus padres porque no tienen trabajo.

    Respecto a los indicadores de pobreza, es lógico que lo que se mida sea la pobreza relativa. En B la mediana equivale a algo más de 30000 euros/mes, un dineral en España, pero no necesariamente en B porque es de suponer que los precios allí estén escalados a ese nivel de vida. Suponiendo que 1/3 del salario vaya a vivienda, 1/4 a alimentación y 1/10 a transporte (que son porcentajes razonables), un habitante de B pagará unos 10000, 7500 y 3000 euros/mes respectivamente en esos conceptos. Si ganas 222000 euros al año, o 18500 euros/mes, tendrás dificultades para cubrir tus necesidades básicas en B, donde a duras penas alcanzarás a pagar vivienda y alimentación. Es decir, eres pobre. Obviamente, si el pobre de B se muda A será el rey del mambo, como lo seríamos tú y yo si nos mudamos a Sierra Leona, por decir un país que supongo más pobre que España.

    ResponderEliminar
  2. Claro que es muy interesante, de hecho he pensado más de una vez en escribir sobre esto porque yo también me quedé pasmado cuando vi de dónde salía el número de pobres. En realidad, esa estadística no dice nada sobre el número real de pobres.

    Así que no estoy de acuerdo con Cristina (aunque me agrade encontrármela por aquí :-) ), porque por mucho que los precios están escalados al nivel de vida, es evidente que este criterio no se corresponde con lo que significa “pobreza” en el lenguaje común. En un país en el que todo el mundo tuviera trabajo y todas sus necesidades básicas cubiertas, es decir, un país en el que, según la acepción usual de la palabra, no hubiera pobres, este criterio daría el mismo porcentaje de pobres que Sierra Leona (o quizá unos pocos más, dependiendo de los detalles de la distribución de la renta).

    Obviamente esos titulares son sensacionalistas e inducen a error. Y es muy interesante y muy sintomático de muchas cosas que nadie lo explique. Sólo Leguina, que es demógrafo y ya está de vuelta de todo.

    Lo cual no tiene nada que ver con que en España haya pobres, que los hay. No hace falta que lo diga.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me alegra encontrar por aquí a Pseudópodo :-) pero no estoy muy de acuerdo con lo que dice, o sí, pero no veo dónde está el problema con la definición de pobreza relativa. La realidad es que en casi todo el mundo para cubrir las necesidades, ya sean básicas o superfluas, hace falta dinero, así que es bastante razonable que los ingresos sean una medida de las necesidades que no se pueden cubrir, o sea, de la pobreza. Claro que no explica todas las realidades. No es lo mismo tener que pagar alquiler o hipoteca que vivir en una casa que has heredado, por ejemplo. A igualdad de ingresos la persona en la primera situación será más pobre que la de la segunda. Tampoco es lo mismo vivir en un país con sanidad y educación pública que en uno donde estos sean servicios de pago. Otro caso es el de los jóvenes, que tienen sus necesidades cubiertas porque se las proporcionan sus padres pero que no tienen ingresos propios. ¿Son pobres? Yo diría que sí. Supongo que los sociólogos tendrán otros indicadores para medir otras cosas pero este parámetro, el de la pobreza relativa, da una buena medida de la situación de un país, creo yo. ¿De qué manera lo medirían ustedes?

    ResponderEliminar
  4. Cristina, el problema es que esa definición de pobreza relativa precisamente lo que no da es una buena medida de la situación de un país. El porcentaje de “pobres” con esta definición es el más o menos el mismo en Dinamarca y en Sierra Leona. Digo “más o menos”, pero si hubieran decidido que el umbral de la pobreza es la mediana en vez del 60% de la mediana, el porcentaje de “pobres” sería exactamente el mismo en Sierra Leona, Dinamarca… y en cualquier país del mundo: ¡el 50%!

    Para lo único que tiene interés esta definición de “pobre” es para comparar a unas personas y a otras dentro de un país, y ponerles a unos la etiqueta de “pobre” (relativamente, dentro de ese país) y “no pobre” (relativamente, dentro de ese país).

    El problema está en que últimamente este indicador se usa demagógicamente para decir que hay muchos millones de españoles que son pobres, y a continuación decir que esos los niños pasan hambre, etc. Ayer mismo Pedro Sánchez iba en esa línea:

    Sánchez recordó que según los cálculos oficiales, "uno de cada tres niños en nuestro país vive por debajo del umbral de la pobreza" y además este porcentaje sube al 54% en las familias monoparentales. "No podemos acostumbrarnos a una España que sufra la pobreza", destacó el líder socialista, quien lamentó que muchos niños sólo comen una vez al día. En su opinión, para los socialistas, la desigualdad social no es algo "natural e inevitable" , por lo que ha defendido que este problema es cuestión de "justicia" combatir la pobreza.

    Lo he sacado de El Mundo de ayer. No sé si Sánchez entiende lo que significa esta estadística, pero está claro que no le interesa que se entienda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...