12 julio, 2015

La vida y la muerte, otra vez.

La noticia nos sorprende en nuestro último día en Aveiro. Hemos estado este finde con otras dos parejas en el camping de Barra. El fin de fiesta consistía en comerse un arroz de marisco el domingo antes de salir para casa de nuevo.

La noticia es que la madre de mi mujer está en la UCI. Durante la noche anterior le dio un infarto y ahora está sedada y parece que la cosa es grave.

Cuando se entera, mi mujer no hace intención de volver a casa inmediatamente. Allí nada podríamos hacer que no estén haciendo sus hermanas. Está inconsciente y ni siquiera pueden entrar a verla. Volvernos no solo nos privaría a nosotros de la esperada comida sino también aguaría –de algún modo- la fiesta a los otros dos matrimonios.

Cuando escribo ya es de noche. Hemos vuelto y ella ya ha hablado largo y tendido con sus hermanas. Su pérdida de conciencia no es inducida. su madre está como dormida, pero no se sabe la razón. Parece que hay algún problema neurólogico porque lo del corazón dicen que no es tan grave. Mañana quizás expliquen algo más. Quizás su madre muera en los próximos días. Eso no ha impedido que nosotros disfrutáramos un estupendo arroz de marisco en un restaurante portugués.


Cuando estábamos en Portugal le dije a mi mujer que suponía que la situación no se le iba de la cabeza. Ahora nos vamos a acostar, pero a cada rato lo tenemos presente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...