30 octubre, 2014

CINE

Ayer vi en el cine “Relatos salvajes”, una película argentina muy recomendable (especialmente si te gusta el acento argentino). Se trata de seis pequeñas historias independientes en las que unos personajes se enfrentan a situaciones muy difíciles y pierden el control. Todas ellas están llenas de intriga porque en ningún momento sabes de qué modo seguirá la historia y todas ellas resultan creíbles y llenas de realismo, dentro de lo que son unos personajes desquiciados por la situación. Hay momentos que tanto dramatismo se resuelve en carcajadas. Tanto mi mujer como yo disfrutamos mucho.

Últimamente en casa estoy viendo buen cine, o al menos cine no demasiado comercial. Son todo películas que me ha pasado en un disco duro una compañera. Lo cierto es que ya había olvidado que existe otro tipo de cine.

Casi todas son películas lentas, películas que requieren sosiego, meterte en la situación, irle cogiendo cariño a los personajes, implicarte poco a poco en la historia, pero que al final te dejan buen sabor de boca y te alegras de haberlas visto.

Os cito las que más me han gustado:

Away we go. Una pareja americana viajando por USA en busca de su identidad.

Canino. Una película metafórica, extraña como pocas, que trata de la educación que unos padres dan a sus hijos. Me mantuve perplejo hasta el final.

Después de Lucía. Bulling a una adolescente. No tenía un día apto para sufrir y no pude terminarla. A mi mujer que la vio entera le gustó.

Incendies. Dura e impresionante historia en el Irán del Sha de Persia. (o en el de Jomeini, ya no recuerdo)
Mademoiselle Chambon. Lenta y sensible historia del enamoramiento de un hombre casado de la profesora de su hijo.

Vías cruzadas. Historia de unos personajes que se encuentran y conectan. El protagonista principal es un enano.

Two Lovers. La realista historia de un hombre que quiere ser amado.

Lo paradójico es que este cine, que tiene menos público y menos recursos, nos lo pasamos pirata unos a otros (como el más comercial, por otro lado) y conseguimos que de este modo se hunda definitivamente.



3 comentarios:

  1. Es una lástima que este cine quede relegado al pirateo. Algunos preferiríamos pagar una módica cantidad, qué se yo, 2 o 3 euros y verlo en una pantalla y con un sonido en condiciones. Pero esto no debe ser comercial porque no veo que haya filmotecas privadas. Y las públicas ofrecen muy pocos ciclos. Cada vez que oigo hablar de la crisis del cine, de la que se lleva hablando desde que se inventó la tele y el vídeo, me pregunto si sería tan dificil ofrecer películas clásicas o de reestreno a bajo coste en salas de cine comerciales.

    ResponderEliminar
  2. Antonio Bello1/11/14 21:23

    Más que difícil sería imposible: irían a verlas 3 ó 4 personas por sesión (y eso con suerte) y no compensa tener una sala vacía proyectando eso, pudiendo proyectar otra cosa con la que tienes la sala más llena. Así de simple.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no estoy tan seguro de que solo fueran 3 o 4 personas, cuando ponen ciclos de cine en la filmoteca se suele llenar, por eso me hago esta pregunta. A veces me da la sensación de que se subestima el gusto de la gente pensando que no van a saber apreciar el cine "clásico" o menos comercial.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...