05 junio, 2014

USANDO APARATOS


1. He estado al menos tres semanas sin Smartphone porque lo estaban reparando y he funcionado a las mil maravillas con un móvil antiguo. Después de alguna historia que no viene al caso me han dado un aparato nuevo y tengo muchas dudas de si me merece la pena volver a instalar el Whatsaap. Con el whatsaap perdía mucho tiempo y puedo sustituir el guasap por el SMS. He echado de menos la aplicación de NOTAS donde apuntaba cosas y también la música, que últimamente escuchaba en el móvil. Sobre todo los archivos de música y textos, que ya recomendé, bajados de “Buscando leones en las nubes”.

2. Cuando mi mujer compró el ebook me planteaba el problema en abstracto y sin haberlo usado. Me enfadaba con los que se mostraban nostálgicos con los libros de papel. Pensaba  que si un libro son las ideas que transmite … ¿qué más da el soporte? Mi mujer leyó muchas novelas en él y nunca se quejó ni dijo nada especial sobre la experiencia de leer en soporte electrónico.
Ahora con el Kindle he tenido mi propia experiencia y la verdad es que me gusta más leer en un libro de papel. El aparato es una monada y da gusto verlo pero parece que convirtiera todos los libros en el mismo libro. Un libro físico es como un compañero, como un amuleto, como una herramienta que puedes enganchar a tu cinturón. En la pantalla del Kindle todo queda homogeneizado y un poco soso. Quizás he leído poco y tenga que acostumbrarme pero hay que reconocer que el libro físico tiene su magia y un encanto especial. He conseguido en MOBI “El maestro Juan Martínez que estaba allí” de Chaves Nogales, pero si pudiera elegir me quedaría con el volumen que leí en la biblioteca. Ahora tengo varios libros que he comenzado en el Kindle pero es como si les faltara personalidad. Como si además de un espíritu fuera necesario un cuerpo, como si la memoria y el cariño solo pudieran ligarnos a  algo corporal y el carecer de ello hiciera imposible engancharse afectivamente.


3. El tercer aparato del que quería hablar… vamos a dejarlo porque casi no lo uso.

1 comentario:

  1. Buen argumento el de que un libro electrónico convierte todos los libros en el mismo libro, sin embargo no estoy del todo de acuerdo, en mi caso importa más el contenido y un libro físico, ebook reader o el móvil usado como libro electrónico es sólo un dispositivo de realidad virtual que me sirve para viajar con la imaginación a mil mundos mientras lo leo. A los pocos segundos de "conectarlo" se me olvida si es papel, o tinta electrónica porque me siento transportado y casi olvido incluso que estoy leyendo.
    Una curiosa pregunta: ¿El tercer aparato era la TV? A mí no me gusta nada de nada, aunque bien utilizada se podría usar para educar...
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...