11 enero, 2014

Música sin moral



Me dice mi hija que le gusta no sé que grupo que es de niñas (de adolescentes), ella tiene 20 años, pero pese a todo le gusta

Hace mil años le pasé a una amiga una cinta de un cantante italiano. La escuchó pero como creo que ni siquiera le dije el nombre del cantante, que además era absolutamente desconocido en España, ella quería que le contara más sobre su autor, quería saber cuál era la significación social de aquella música que no se atrevía a juzgar escuchando su puro sonido.

¿Qué sucede si hemos de juzgar una música sin saber nada, absolutamente nada, sobre qué es lo que estamos escuchando?
Cuando era joven me veía escindido entre “lo que me gusta” y “lo que me debe gustar”. Por ejemplo, cuando veía una película, leía una novela o escuchaba una música. ¿Qué significa eso de “lo que me debe gustar”? Me refiero a lo bueno. Aquello que la historia ha acreditado como mejor, aquello que los expertos consideran excelente. Es la educación del gusto. No nos conformamos solo con decir “esto me gusta”. Queremos que nos guste lo bueno. Y creemos que se puede educar el gusto.
En ese esfuerzo por educar el gusto lo que yo quería, en mi juventud, era no caer en un disparate como que me gustara más una novela de Agatha Christie que el Quijote. Queremos alimentarnos de lo que alimenta.

Hoy en día, me gusta escuchar la música sin esa restricción. Olvidando “el deber ser”. Buscando solo el deleite que me proporciona. ¿Y qué pasaría si disfrutara muchísimo con las canciones de Justin Bieber? Tengo que reconocer que tengo prejuicios contra él. ¿Pasaría algo?

Por eso me gustaría poder escuchar la música sin saber cual es su significación social. Teniendo como único juez mi propio oído. Me gusta o no me gusta.

No creo que haya que hacer eso con todo. Ni siquiera sé si debo hacerlo con la música. Pero tengo 54 años y tengo un superyó muy puñetero en muchos aspectos de la vida como para seguir escuchando música con moral.

Con todo, me toca las narices que me gusten las canciones de la antigua "Hanna Montana". Actualmente Miles Cyrus.

3 comentarios:

  1. Hombre, Loia, Wrecking Ball mola. Y si te esforzases, el twerking te daría una alegría.

    ResponderEliminar
  2. Twercking Ball mola. Estoy de acuerdo. Y también me gusta otra canción que he oído en Youtube. Ya escribiré el nombre aquí. Es el nombre de una mujer.
    Pero ¿no se siente un poco ridículo escuchando a Hanna Montana?

    ResponderEliminar
  3. En absoluto. Y menos si escucho la versión de Wrecking Ball que hacen The Bright.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...