15 diciembre, 2013

Apariencia y moral.

En la evaluación llegó el tutor con las fotocopias de las notas para todos los profesores. "Vereís que por detrás es papel usado. Es que yo reutilizo." Al oir la frase me pareció que el "YO" era más importante que el "reutilizo". Seguramente me proyecto. El "yo" hubiera sido más importante si se tratara del mío. Kant ,haciendo hincapié en que el acto moral es aquel que se hace únicamente por deber y nunca por ninguna otra motivación, nos hizo la puñeta. Ya no solo hay que obrar bien, además juzgamos la intención de quien obra bien. El tutor reutiliza el papel. Bien hecho. Valoremos los resultados de su acción. Valoremos que quiere extender su práctica haciendolo notar y animando a otros a que reutilicen también. Calificando como interesada su acción estamos matando la posibilidad de que otras motivaciones nos ayuden a hacer el bien. Por ejemplo, la motivación de que los otros vean que estamos haciendo el bien. ¿Por qué no ayudarnos además, de ese motivo para hacerlo? Leí una frase en Savater que me impresionó. Decía algo así: El hombre justo no está hecho de otra pasta. Lo verdaderamente admirable en él es que movido, por las mismas motivaciones que todos(su egoismo, su vanidad, su cobardía, su generosidad, su valentía...) consigue comportarse de modo justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...