07 octubre, 2013

Música para el anochecer

Desde que he aflojado con las audiciones de inglés escucho más música. Una cosa que me gusta de la música es que no tiene moral. Me explico. En cualquier otro terreno, la literatura, el cine, el arte, el ensayo…. se produce en mí una escisión… entre lo que me gusta y lo que es bueno. Cuando veo una película no solo me pregunto si me gusta sino si es buena. No sé si se entiende lo que quiero decir. Con la música no me preocupa para nada su calidad. No quiero saber el valor que a una determinada música le da la sociedad. Encontré en el Blog de “Buscando leones en las nubes” una canción de Ingrid St Pierre. que me encantó. No sé quien esa mujer, ni el tipo de púbico, ni la significación social que tiene, ni quiero saberlo. Tampoco quiero enterarme lo que dice la letra de sus canciones. Solo quería contaros que al anochecer, en el rincón de mi cama, con la luz de la mesilla encendida, cansado pero ya sin obligaciones, escucho las notas del piano y la sensual voz de esta chica y disfruto mucho. Al principio pensé que era solo esta canción la que me gustaba. Pero luego he ido descubriendo otras. De momento la escucho en el Ipad y únicamente en Youtube. Estaba, casi, pensando comprarme el disco, porque me da “cosa” disfrutar tanto y no pagar nada por ello. Aquí os dejo estas dos canciones: Si queréis que sea una experiencia satisfactoria debéis ponerlas en el silencio de la noche y cuando ya estáis relajados. Escuchando esta música parece que todo en la vida fuera armonía y felicidad. Que no hubiera dolor en el mundo, que no hubiera vejez, que no hubiera muerte. Que no hubiera injusticias, que no hubiera maldad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...