02 agosto, 2013

ALGUNAS COSAS QUE LLAMAN LA ATENCIÓN EN LONDRES.



Mi hermano, que lleva viviendo aquí más de tres años, me explica que a los británicos les gustan mucho las actividades al aire libre y que las programan con independencia del tiempo que vaya a hacer. Para los españoles la lluvia es un obstáculo para cualquier cosa al aire libre. Para ellos no porque la lluvia es omnipresente y además suele ser una lluvia fina, con lo cual están acostumbrados a ella y viven con ella como si nada.

A mi hermano le sorprende que los niños se descalcen en los parques con facilidad. Incluso en invierno. En la calle, del mismo modo que llevas las manos al aire en invierno, ¿por qué no llevar también los pies? No es raro que un niño se descalce en un parque. Y dice que no por eso se cogen más catarros. Los niños aquí hacen cosas que los padres españoles no permitirían hacer por considerarlas peligrosas.

También nos sorprende que en su casa (una casa alquilada) las puertas se abran al lado contrario de la pared. Es decir, la puerta, al quedar abierta en angulo recto, no se queda pegada a la pared para ocupar el menor espacio posible, sino ocupando espacio dentro de la habitación. ¿Con qué fin? No sabemos. Ni siquiera sabemos si en otras casas será igual. Lo único que se nos ocurre es que de este modo se impide ver el interior de la habitación cuando se entreabre la puerta. Puedo entreabrir la puerta de mi dormitorio, asomar la cabeza, digamos, y lo único que la persona de fuera podrá ver es la pared. En España, cualquier habitación entreabierta permite ver su interior. Aquí no. La puerta está entreabierta pero no se ve nada, o mejor dicho solo la pared. 

Entiendo que no son unas observaciones muy profundas sobre las costumbres británicas pero son las que tengo a mano para hoy. Menos da una piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...