08 julio, 2013

El individualismo de los extranjeros.



Cuando Melanie, mujer de Florida, estuvo en mi casa un fin de semana me sorprendió mucho que mientras paseábamos por la ciudad se sacase un lata de Coca-cola de una máquina sin preguntarme si quiera si yo quería algo. La idea creo que era: yo quiero un refresco, me lo pago y me lo tomo. Si quieres uno… ahí tienes la máquina

Lo mismo sucedió con mi amigo británico de Leeds cuando hicimos una excursión por la campiña inglesa. Yo había  llegado desde Londres para pasar un único día con él. Íbamos su hija pequeña, él y yo. Llegamos a un chiringuito donde había una especie de self-service en el que tomar el lunch. Él pasó primero con su hija y cogió unos bocadillos o algo así. Detrás iba yo con mi bandeja. Con toda naturalidad pagó lo suyo sin hablar ni siquiera del tema

Creo que un español no hubiera actuado así en ninguno de los dos casos.




....................
Otra amiga, francesa, pero que vive en Londres desde hace 15 años escribió esta entrada diferenciando las constumbres francesas de las inglesas. Yo no lo entiendo todo porque está en ingés y porque a veces habla de cosas que no se entienden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...