26 agosto, 2012

SEMANA SANTA EN AGOSTO o "Blasfemias e ideas" (inactualidad)


Leo un artículo de Arcadi Espada muy interesante. Cree que la manifestación ateo-burlesca en semana santa debía haber sido permitida. Si la religión son ideas (dice él) y pueden defenderse haciendo procesiones, lo lógico es que en una democracia se puedan hacer procesiones (y precisamente en los momentos religiosos más significativos) para defender lo contrario.

El argumento parece impecable. Libertad para unas ideas y libertad para las contrarias. La posición de Arcadi, como ya ha manifestado en otras ocasiones, es que en una democracia no debe haber nada “sagrado”.

De lo que yo no estoy seguro es que cuando se hable de religión o de otras cosas se trate de ideas. No sé explicarlo muy bien, quizá porque no lo tengo claro, pero creo que no es un “debate ideológico”. Creo que están implicadas cosas que exceden lo ideológico.

Solo se me ocurren unos ejemplos para que se vea como hay cosas que parecen “intocables” y que en principio no me parece mal que sigan siéndolo.

¿Sería legítimo el día del orgullo gay hacer una contra-manifestación burlesca con un lema tan inocente como “no entiendo de qué se sienten tan orgullosos”?

¿Sería legítimo el día de la mujer trabajadora hacer una manifestación antifeminista?

¿Sería posible el día del Alderdi Eguna hacer una manifestación lúdico-burlesca sobre la patria vasca?

¿No sería imprudente un gobernante que permitiera que convivieran en el mismo día cosas tan contrarias?

¿Estamos tratando de ideas o se trata de otra cosa?

Tengo que reconocer que no lo tengo claro. No se si se debe permitir quemar Coranes o no (es el mismo tema). Pero tengo clara una cosa. Hoy en día hay “dioses laicos” contra los que no se puede blasfemar porque la gente consideraría que se está ofendiendo a personas  y no a ideas.

Decir hoy en día algunas cosas (no digamos ya salir en procesión encarnando esas ideas en imágenes) es considerado blasfemo y delictivo en estos tiempos laicos.

¿Permitimos o no permitimos las blasfemias? Eso sí, si las permitimos… las permitimos todas.

2 comentarios:

  1. Como tú has dicho, lo respetable son las personas, no las ideas. No veo ningún problema en quemar la Biblia, el Corán o el Libro Rojo de Mao, incluso sabiendo que hay quien ve algo sagrado en ellos. Otra cosa es la violencia, o la apología de la violencia, física o moral, contra las personas que tienen tal o cual creencia o idea. Por eso no me gustó que se insultara a los creyentes en la procesión atea aquella que se hizo… que creo recordar que se permitió después de mucho alboroto en los medios y con la promesa de la Delegación del Gobierno de disolverla si había insultos o incitación a la violencia, lo que me parece que al final se hizo. O sea, que no es acertado decir que sólo es considerado delictivo lo que atenta contra los 'dioses laicos'. Lo que creo que ocurre es que cada persona tiene su propia sensibilidad e inconscientemente aplica distintas varas de medir según le afecte más o menos un tema. Eso, y que antes había vía libre para humillar a ciertos colectivos y ahora no, por lo que nos choca su presencia desinhibida en las calles.

    Creo también que hay cierta mezcla al incluir el orgullo gay o las reivindicaciones de los derechos de la mujer en esos 'dioses laicos' de los que hablas. Ser gay o mujer no es ninguna ideología. En este caso se trataría de luchas a favor de los derechos humanos, llevadas a cabo con más o menos acierto. Y te aseguro que no son colectivos intocables. Eso de “no entiendo de qué se sienten tan orgullosos” (lo que se quiere decir es que no hay que sentir vergüenza, pero bueno) lo he oído yo miles de veces. Y no pasa nada. De hecho, la gente se lo piensa muchísimo más a la hora de hacer declaraciones del tipo "no sé por qué los negros se sienten orgullosos de serlo" porque son percibidas por la sociedad como más ofensivas.

    ResponderEliminar
  2. Lo que creo que ocurre es que cada persona tiene su propia sensibilidad e inconscientemente aplica distintas varas de medir según le afecte más o menos un tema. Eso, y que antes había vía libre para humillar a ciertos colectivos y ahora no, por lo que nos choca su presencia desinhibida en las calles.
    Comencemos con esto. Estoy de acuerdo. Subjetivamente aplicamos distintas varas de medir en unos temas o en otras en función de cómo nos afectan.
    Con relación a la procesión atea yo aún estaba más retrasado (inactual) de lo que creía. Si no me equivoco, buscando en internet, he encontrado que la primera convocatoria se hizo en 2011, fue prohibida durante la Semana Santa (aunque luego se celebró ya en mayo). http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article24994 Creo que de entonces es el artículo de Espada.
    Y hubo una segunda convocatoria en el año 2012, también prohibida http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/30/madrid/1333100796_878497.html
    Pero también se realizó en fechas distintas de la semana Santa.
    Por cierto, también me he enterado que había una referencia filosófica. La tetera de Russell. http://es.wikipedia.org/wiki/Tetera_de_Russell
    Yo no sabía que se habían realizado.
    El problema como bien señalas es cuando se critican las ideas y se ofende a las personas.
    Por ejemplo la quema de banderas. ¿Atenta contra las ideas o contra las personas? En principio se podría pensar que se trata de ideas y responden a un modo de entender la convivencia de una determinada comunidad. Pero pueden tener un fuerte componente emocional y la identificación de las personas con ella puede crear ambigüedades. Quien quema una bandera israelí ¿está llamando a la violencia contra los judíos?
    A cosas como esas me refería yo cuando nombraba a los homosexuales. Quemar una bandera homosexual –la bandera multicolor que ha sido adoptada como propia con el colectivo homosexual- ¿es incitación a la violencia contra los homosexuales o únicamente rechazo ideológico del modo concreto como los homosexuales concretos que forman ese colectivo entienden su homosexualidad?
    “Creo también que hay cierta mezcla al incluir el orgullo gay o las reivindicaciones de los derechos de la mujer en esos 'dioses laicos' de los que hablas. Ser gay o mujer no es ninguna ideología.”
    Ser gay o ser mujer no es ideológico y creo que entiendo lo que dices. Los derechos humanos de gays y mujeres no pueden ni deben ser cuestionados (lo que atente a los derechos humanos podemos convenir tú y yo que no lo consideramos ideológico porque su respeto debería ser algo común a todos las personas) , pero otra cosa diferente son los modos concretos de entender de qué modo se entienden feminidad y homosexualidad. Quiero decir que una cosa son los derechos humanos de homosexuales y mujeres como personas y otra los diversos “feminismos” o “orgullogayismos”. Supongo que se puede ser homosexual sin creer que el matrimonio es algo que les corresponde por derecho y se puede ser mujer sin que necesariamente haya que creer que la mujer debe dedicar su vida a trabajar fuera de casa y tener pocos hijos. No sé si consigo explicar la diferencia entre las personas y el modo ideológico como se entiende ese “ser” persona.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...