09 diciembre, 2016

Una frase feliz de "El novio del mundo".

El ingenio tiene mucho de fuego de artificio, y, en ese sentido, es algo vacío y insustancial. Al mismo tiempo, a veces, esconde grandes verdades en su aparente superficialidad.

No puedo encontrar el lugar exacto en el libro que he sacado de la biblioteca así que cito de memoria aunque ponga comillas.  (Por cierto, aunque últimamente me inclino sin dudarlo por el libro de papel frente al digital, pero reconozcamos que en un documento digital encontraría la frase en un periquete) 

“La vida se divide en dos mitades. En el primer trecho sentimos nostalgia del futuro. Y en el segundo… del pasado.”

La frase, que me parece genial, denuncia ese triste y maldito no querer vivir donde vivimos. Ese, tan humano y lamentable, soñar con lo que vendrá (o lo que fue)  huyendo y perdiendo siempre la vida concreta del hoy.  

¡Qué equivocado ese “desear” constante lo que no se tiene en lugar de aceptar y vivir plenamente lo que hay y el lugar en el que se está!


Estos días, especialmente ajetreados, me ha venido a la cabeza varias veces una frase de “Biografía del silencio”. Lo que hay que hacer con los problemas es vivirlos, en lugar de querer huir de ellos. Vivirlos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...