14 septiembre, 2016

Sosadas

A veces la vida no parece muy interesante y tengo pocas cosas que contar aquí.

Se fue mi compañera en el insti y,  al ocupar la jefatura de departamento, este año daré menos horas de clase.

Se confirma que mi mujer será directora: más lío y más estrés. También más sueldo, que nos servirá para pagar la estancia de mi hija en Madrid, este año, haciendo un máster.

He vuelto a la meditación. Al final de este mes tengo un retiro de iniciación.

Hemos cambiado una de las mujeres a mi padre. Gestiones y papeleo para contratar a la nueva.

He vuelto a visitar a mi madre tras pasar el verano. Esta como siempre. En diciembre hará dos años que está en la residencia. Sus ahorros se consumen a pasos agigantedos, aunque aún quedan para tres años más.  Luego habría que vender algún piso, si para entonces viven los dos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...