22 febrero, 2016

Misericordias Domini



He recordado otra de las canciones que aprendí en Taize en mi juventud.

Misericordias Domini in aeternum cantabo. 

La misericordia de Dios cantaré eternamente. (O algo parecido)

Ya he dicho aquí que me escandalizan mis propios pecados. Hoy se me ha ocurrido que por eso es una gran noticia la misericordia de Dios. Es insensato mi deseo de no necesitar su misericordia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...