11 septiembre, 2015

Huir de la pobreza y sentimiento de culpa.

No voy a hablar de los inmigrantes, ni de los refugiados. Voy a hablar de mí mismo.

Desde antes de la crisis una mujer búlgara limpia en nuestra casa tres días a la semana. Le pagamos a nueve euros la hora. Cuando llegó la crisis podíamos haber conseguido sustituirla por otra en Cruz Roja ahorrando mucho dinero, pero hemos seguido con ella pagándole lo mismo. Hasta aquí lo que nos deja en buen lugar.

A partir de aquí lo que nos deja mal. Este curso estamos pensando prescindir de su trabajo. ¿Por qué? El curso pasado cada vez tenía más problemas de dinero y era frecuente que nos pidiera adelantos del sueldo. También presionaba para trabajar más horas. Es incómodo tener un pobre cerca. Te hace ver cosas que no quieres ver. Necesita nuestro salario cada vez más y eso es precisamente lo que nos incomoda.

No sé qué haremos al final, no terminamos de decidirnos, pero tenemos unas tentaciones horribles de huir de su pobreza, es decir, prescindir de ella.


Aunque lleva muchos años trabajando en casa he convivido muy poco con ella y no le tengo cariño. Una de las más poderosas razones para mantenerla sería el sentimiento de culpa que nos produce despedirla. A lo mejor nuestro sentimiento de culpa le termina sirviendo para algo. 

2 comentarios:

  1. Esta es una de las razones por que son tan difíciles las relaciones entre clases sociales distintas. Los ricos se juntan con los ricos, la clase media con la clase media y los más desfavorecidos con los más desfavorecidos. Es raro tener un amigo millonario. Yo no lo tengo. Surgen las envidias, los odios subterráneos, los sentimientos de culpa por parte del rico ... Todas mis relaciones son con parejas de clase media (y no independentistas, ese es otro criterio) ... porque uno se siente reconocido en sus problemas y en su realidad.

    Hubo un escritor de la generación del 27 llamado José María Hinojosa que era millonario. Muchos poetas y artistas revoloteaban alrededor de él. Él les pagaba sus gastos, les llevaba en coche, soportaba sablazos ... pero todos, a cambio, los despreciaban. Fue unos de los primeros que se inició en el surrealismo pero no se le reconoció su papel. Se le hizo el vacío. Tenía ínfulas revolucionarias. Sin embargo, cuando llegó la república y, motivado por la amargura de lo que eran las relaciones con sus amigos y por sus intereses de clase, se convirtió en un agitador de la derecha agraria. Todos le odiaron más todavía. Cuando llegó el golpe de 1936, él fue detenido por los republicanos y en una saca fue fusilado con su padre y hermano por los milicianos. Fue un poeta del 27, también como Lorca asesinado, pero ¿lo conocías tú? Nadie lo conoce. Nadie contó su historia. Tal vez no fue un poeta genial pero tenía su interés. La razón fundamental es que lo menospreciaban otros señoritos (porque eran señoritos) por ser más rico que ellos y les pagaba todo. Supongo que él también sentía sentimiento de culpa y por eso los ayudaba. Pero eso no supuso que lo quisieran, más al contrario.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante la historia que cuentas. Desde luego yo no la conocía. Es cierto lomque dices de que cada uno se junta con los de su clase. Ahora en el grupo hay un matrimonio q puede economicamente mucho mas rico q los demas. Surgen roces. Yo me meto mucho con el marido y mi mujer dice q le tengo envidia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...