15 noviembre, 2014

El asesinato de un niño. (El efecto Cenicienta)


Habréis leído la noticia de ese niño que parece haber muerto a manos de su “padrastro”, la pareja de su madre biológica.

“Todo el mundo ha oído hablar de lo malos que son los padrastros y las madrastras. ¿Había datos que lo probaran? Sorprendentemente, encontraron que apenas había estadísticas rigurosas sobre este tema. Tuvieron que recopilarlos ellos, y cuando lo consiguieron, en 1980, encontraron que en los USA la incidencia de los malos tratos con resultado de muerte era cien veces mayor en los hogares que con un padrastro o madrastra (y el otro progenitor genético) que en los hogares con los dos progenitores genéticos.”

Esto es parte de un post de Pseudópodo donde se habla de éste tema.
Si lo leéis aprenderéis cosas. 





………………

Si yo no lo entiendo mal se habla de padrastros o madrastas a quienes el hijastro les “cayó” de rebote, al ennoviarse con alguien. Lo digo porque nosotros tenemos una hija adoptada, pero creo que en los casos de adopción la cosa es completamente diferente porque hubo una decisión voluntaria de ambos cónyuges. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...