17 septiembre, 2014

Un ¿pequeño? error

Como los libros de texto son caros y se trata de un mercado cautivo (el cliente se ve obligado por los profesores a comprarlo) en la medida de lo posible intento hacer las cosas más fáciles a los alumnos.

Hoy, he mandado un mensaje a todos mis antiguos alumnos ofreciéndoles la posibilidad de que vendan su libro usado más barato a los nuevos alumnos poniéndolos en contacto.

Como la selección de los destinatarios de este correo la he hecho a lo loco y sin diferenciar demasiado dentro de mis contactos, he mandado ese mensaje, sin querer, a alguna gente que nunca debió recibirlo.

Uno de estos me ha respondido diciendo que él dispone de todos los libros que queramos pero a su precio normal porque es el representante de la editorial en mi ciudad. Dice que le disgusta recibir este tipo de mensajes porque le toca trabajar mucho para poder vender sus libros y así mantener su puesto de trabajo. Me explica que este tipo de iniciativas le perjudica.


¡MENUDA METEDURA DE PATA!

En fin, nunca llueve a gusto de todos. Cuando se quiere hacer un favor a unos se daña a otros. :(

3 comentarios:

  1. Esta es la curiosa paradoja de la economía. Si ahorras, eres austero, utilizas sólo lo que necesitas, prestas o cedes lo que no necesitas... entonces perjudicas a la economía. ¿Cómo es posible? Hacer un libro no deja de ser un gasto que se puede evitar si lo reutilizas. Por ejemplo, el gobierno nos graba a sangre y fuego que hay que reducir el gasto social, visto así ¿tirar una cosa que todavía sirve para comprar otra igual no sería una estupidez aún mayor? Alguien dirá: claro es que de esa manera vive el vendedor de libros. Retorcida manera tenemos de vivir...

    ResponderEliminar
  2. Llevas toda la razón. El sistema es de locos. Cuanto más se gaste mejor para la economía. Por eso no conviene reutilizar los libros ni nada. Hace falta que todos los bienes se estén renovando constantemente. Si se hicieran unos buenos libros que sirvieran para cuatro o cinco cursos y los alumnos se los pasaran de unos a otros las editoriales se arruinarían. ¿Entonces es que tenemos que gastar para que las editoriales ganen?

    ResponderEliminar
  3. Pero podría no ser así, lo que pasa es que no lo queremos ver. Si por ejemplo se editan la mitad de libros porque la otra mitad se reutilizan entonces una parte de los vendedores se van al paro. Pero esto no es nada nuevo, si hacemos una página web para vender libros también puede pasar eso con algunos libreros. La tecnología y el ahorro que deberían ser aliados de la economía son enemigos del empleo... Pero visto desde otro punto de vista, si yo no tengo que comprar libros porque los reutilizo, no necesitaría ganar tanto como si los comprase nuevos, podría trabajar menos y la suma de todos los restos de trabajo que dejamos los que reutilizamos libros daría de sobra para dar empleo a los que vivían de vender libros nuevos... Quizá sería buena idea facilitar a la gente que trabaje menos para dejar sitio a otros cuando los ingresos son suficientes. Aunque algunos necesitan esos ingresos otros a lo mejor prefieren canjearlos por tiempo libre.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...