19 julio, 2014

La acción impide la depresión.

Paso en Arenas unos días atendiendo a una visita. Una cuñada y su familia. No paramos. Cuevas del Águila, Museo de las Abejas en Poyales del Hoyo, baños en distintos lugares, cine de verano montado en el jardín trasero con la nueva pantalla de TV.


Hacer muchas cosas con gente te impide pensar en nada. Tiene una gran ventaja, no tienes pensamientos funestos. 









Y ya aprovecho. 

El Museo de las Abejas es algo que merece la pena visitar. Son dos horas de explicaciones con un apicultor que sabe muchísimo de ellas y que lo explica como nadie, ayudándose de videos que ellos mismos han grabado en sus colmenas. Es apasionante el mundo de las abejas. Conocía el museo desde hace mucho y el verano pasado lo visité de nuevo, pero ahora he repetido con mis cuñados y nunca me canso. Parece que mentira que una explicación de casi dos horas (a alguien que ya la había escuchado) no le canse. Pseudópodo hace mucho Aprendía sobre los humanos leyendo sobre la hormigas, pero si visitara este museo sobre las abejas no se arrepentiría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...