29 abril, 2014

Anécdota en un cajero.

Justo antes de entrar en un cajero a por dinero me doy cuenta que hay alguien dentro y me quedo fuera esperando a que termine. Cuando sale y ve que voy a pasar me dice: "Le aconsejo que espere usted unos minutos antes de entrar. Me he tirado un pedo y huele fatal."






Pensé que bromeaba.
Pero era verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...