08 febrero, 2014

Los bancos mienten


Yo no soy de aquellos que les gusta demonizar a los bancos con motivo de la crisis. Pero hace poco tiempo he tenido una prueba palpable del modo como engañan.

Mis padres tenían cierto dinero en una cuenta que no rentaba y decidimos meterlo a plazo fijo en la Caja de Ahorros, donde mi padre cobra la pensión.
Como mi padre no se mueve de casa, la señorita, muy amable, me dijo que me podía llevar el contrato del plazo fijo a casa para que mi padre lo firmara. Por ese motivo, y solo por eso, me puse a leer lo que firmaba. Si mi padre hubiera estado en la oficina lo hubieramos firmado sin pararnos a leer más, y completamente fiados a lo que la señorita nos hubiera dicho.

¿Y qué me había explicado previamente la mujer?
Ella me dijo que en cualquier momento podíamos sacar el dinero. Me advirtió que si lo sacábamos antes de vencer el plazo nos penalizaría y podíamos perder los intereses prometidos, pero eso no era lo que más nos importaba, para nosotros era mucho más importante tener el dinero disponible, por si hiciera falta. 
Ella me dijo que tenía absoluta disponibilidad del dinero. 

¿Pero qué es lo que leí en el contrato?
Lo que mi padre iba a firmar es que podría sacar el dinero siempre que contara con el permiso del banco.
Le pregunté, al día siguiente, a la mujer y ella me explicó que en la práctica ese permiso siempre lo dan, que es ella misma la que lo concede y que se concede siempre, que no requiere ningún tipo de autoridad especial que tenga que dar el visto bueno. Que aunque se firma lo contrario, en la práctica es como si el dinero estuviese disponible.
Sí, está disponible, pero ellos legalmente se cubren las espaldas. Te dicen de palabra una cosa y firmas otra. Y no te avisan realmente de que vas a firmar otra. Como he contado, me di cuenta por pura casualidad, porque tuve el contrato en casa, cosa no habitual. La chica, cuando me ofreció el producto, no me advirtió que legalmente necesitaba el permiso, sencillamente  me dijo lo contrario.
O sea, un engaño. Los bancos mienten.

2 comentarios:

  1. Anónimo9/2/14 11:37

    Si yo le contara!. Trabajando toda la vida (la misma profesión y especialidad que usted) y prácticamente en la ruina por culpa de la ingenua confianza en los bancos, despiadados e inhumanos.
    Cacareando a diario sobre la racionalidad , y sin poder pagarles a unos hijos los estudios que desearían realizar (no tengo crédito) y vendida la casa para quitarme la hipoteca de encima.
    Entre un indigente y yo la diferencia es que tengo la seguridad del trabajo. ero qué Dios nos pille confesados.
    Un abogado me recomendó sacar el dinero del banco y esconderlo bajo el colchón o un ladrillo, como hacían nuestros abuelos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/2/14 11:59

    De cautivos
    (la misma de antes)
    http://www.youtube.com/watch?v=Ouj-uFvOD2s

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...