15 febrero, 2014

Aborto obligatorio.

Un día debatíamos en clase el tema del aborto. Estabamos sentados en círculo. Algunos se mostraban contrarios y otros a favor y cada uno argumentaba como sabía. Una alumna defendía su legalización con vehemencia. Decía que para una chica de 16 años era un disparate tener un crío. Que era un daño tremendo y que a esa edad no se debía tener un hijo.

Entonces pidió la palabra una chica inmigrante. Dijo que ella tenía un hijo de dos años. Yo lo sabía y creo que sus compañeros también. Dijo que sí se podía tener un hijo a su edad. Que le costaba mucho esfuerzo criarlo pero que era a consecuencia de lo que hizo y que es justo afrontar el resultado de nuestros actos. Se notaba que los argumentos que había usado la primera chica cuestionaban la decisión que ella tomó y creía que tenía que defenderla y no dejar que aquellas razones, que ella interpretaba “contra su hijo”, quedaran sin respuesta. Su voz se fue quebrando y sus ojos se llenaron de lágrimas. Siguió hablando mientras lloraba. Dijo que ella se alegraba mucho de tener a su hijo. Que lo quería mucho y que no se arrepentía de haberlo tenido. No argumentaba a favor o en contra del aborto, estaba defendiendo la vida de su hijo que ella creía amenazada.


Cuando terminó intervine para agradecer, en nombre de todos, que hubiera hablado, desde el corazón, de aquello que tan importante era para ella y que tanto esfuerzo le había costado.

3 comentarios:

  1. El problema de esta sociedad es que los malnacidos quieren todo el espacio para ellos, lo acaparan y lo ultrajan todo, sin respetar nada ni a nadie.
    Y si los bien nacidos no tienen sitio, ¿qué luz pueden aspirar a ver los que están todavía en el vientre de su madre; a no ser que sea ésta la que luche por él y lo defienda?

    Haríamos mejor las mujeres en ser más previsoras y castas, siguiendo a Schopenhauer y a la vijeja Diótima , aquella hipócrita alcahueta que aconsejaba a Nietzsche dar con el látigo a la biologia, mujer.Un cilio pa el debería haberle recetado.

    Porque ya ni los santos se resisten a la tentación de las beatas


    http://www.youtube.com/watch?v=rBfSAaXupi0

    ResponderEliminar
  2. Amor puro, Platón; y Castidad ,como manda la santa madre Iglesia.
    Lo demás es miserable biologia, esclavitud y determinismo.

    http://www.youtube.com/watch?v=rBfSAaXupi0

    ResponderEliminar
  3. léase 'cilicio', por favor, en lugar de 'cilio'
    Voy a flagelarme los pelos
    (estaría pensando en 'pseudópodo'?)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...