23 febrero, 2014

Aborto e hipocresía.

Una cosa que nunca he entiendo bien es cuando se acusa a alguien de hipócrita porque aboga públicamente por decir que es malo algo que él mismo hace.

Si uno hace algo que piensa que es malo... ¿debe decir que es bueno?

Por ejemplo, alguien que en muchas ocasiones se salta las leyes de control de velocidad en carretera ¿está obligado a mostrarse partidario de la libertad de velocidad en carretera? ¿No puede creer que lo más seguro para todos es que siga habiendo una limitación? ¿No puede ser partidario de que crujan con una multa al que pillen?


El hecho de haber abortado, por ejemplo, ¿obliga a la persona a hacerse partidario de una ley permisiva? En realidad, eso parece. Y ese es el mecanismo que funciona en la sociedad española. ¿Quién no tiene un familiar, una amiga, una compañera de trabajo que haya abortado? Quizás hasta uno mismo. ¿Vamos a afearle su conducta, reprocharle algo, aunque solo sea en nuestro interior? ¿No es mucho más agradable y más cómodo justificarla y decir que su decisión fue lo mejor?

Pues eso, el aborto no es alog malo, y todos contentos.

3 comentarios:

  1. O sea, el tradicional eclesiástico “haz lo que yo diga no lo que yo haga”. Vale.

    Y no me creo que no lo entienda. Querido, los que nos saltamos los límites de velocidad y creemos que eso es malo no somos hipócritas.

    ResponderEliminar
  2. M.A., esta noche dedico un entrada a responder tu comentario. Ya tengo redactada la mitad. Pero falta la otra mitad.

    ResponderEliminar
  3. El planteamiento me parece muy interesante. Pienso que el intentar justificar nuestras acciones en lugar de decidir si nos parecen bien o mal, es un signo de inmadurez.
    Y las acciones se suelen justificar una vez hechas, pero también en previsión de.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...