15 enero, 2014

Experiencia poética.



Una parte de la educación podía consistir en vivir una serie de experiencias que la sociedad considerara relevantes para educarse. Cuando digo vivirlas, quiero decir vivirlas, no estudiarlas.
Pienso esto en relación con lo artístico. Por ejemplo, la literatura, la pintura y la música. En la asignatura de Lengua hay una parte que es literatura. Recuerdo a mi hija en segundo de Bachillerato aprendiendo los autores de la generación del 98, sus obras y sus características. Y luego los de la generación del 27. Y lo mismo para otros muchos más. ¿No sería suficiente con que el profesor recitara en clase –bien recitados- algunos poemas y que el alumno viviera la experiencia de la poesía hasta donde su sensibilidad le alcance?

Esta propuesta se podría refutar diciendo que se supone que lo que estudian son las claves para entender esas poesías, pero eso es sencillamente mentira. Al menos en muchos casos. 
Tengo en casa de mis padres un disco en el que Nuria Espert recita, con música de fondo, dos docenas de poemas con el tema del agua como excusa. Lo escuché multitud de veces en casa durante mi adolescencia. Creo que ese disco hizo por mi educación poética más que todas las clases de literatura juntas.

Copio aquí una de las poesías de aquel disco. Quiero conseguir pasarlo a MP3 y quizás pudiera colgar aquí algunos de sus poemas.

El agua que está en la alberca
y el verde chopo son novios
y se miran todo el día
el uno al otro.
En las tardes otoñales
cuando hace viento se enfadan:
El agua mueve sus ondas,
el chopo sus ramas;
las inquietudes del árbol
en la alberca se confunden
con inquietudes de agua.
Ahora, que es la primavera,
vuelve el cariño. Se pasan
toda la tarde besándose
silenciosamente. Pero
un pajarillo que baja
desde el chopo a beber agua
turba la serenidad
del beso con temblor vago,
y el alma del chopo tiembla
dentro del alma del agua.

Pedro Salinas.

1 comentario:

  1. Estoy bastante de acuerdo. Pero es que si fuera así harían falta menos profesores de literatura y más bibliotecas... Seguramente suceda lo mismo con otras materias. Por ejemplo yo saqué un sobresaliente en biología en selectividad y sin embargo no sabía exáctamente cómo crecían los árboles (a pesar de saber contestar sobre los 20 aminoácidos esenciales, la estructura molecular de la glucosa o las leyes de Mendel). Lo tuve que aprender por mi cuenta en un libro divulgativo sobre la fotosíntesis... Parece que el sistema educativo es bastante ineficaz porque buenas calificaciones no son garatía de conocimiento.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...