11 diciembre, 2013

Disfrutar de lo conocido o buscar lo nuevo.

Mi compañero Alberto San Segundo tiene voluntad de extensión. En el programa de radio que hace sobre libros (uno cada semana) nunca repite un autor. Si le gusta mucho una novela puede leer otras del mismo autor, pero ya no hace más reseñas para el programa. Se obliga a presentar siempre autores nuevos.
Lo mismo hace con la música. En los 10 o 15 años que lleva con su otro programa (música y textos literarios) nunca ha repetido una canción. Todo lo más, en alguna ocasión, ha puesto otra versión –por otro cantante- de algo que ya sonó hace tiempo. ¿Por qué no repetir algunas cosas que le gusten más? En tantos años ¿alguien lo iba a notar? Son reglas que él se autoimpone y él sabrá.
Cuento esto porque yo soy todo lo contrario. Cuando me gusta algo me gusta repetir. Repetir y repetir. Últimamente estoy con la música de Ingrid St-Pierre de la que ya os he hablado. Me he convertido en un mecenas, antes las oía en Youtube, pero he terminado comprado el disco en Internet. Podía haber intentado bajarlas  pirata, pero quería colaborara con alguien con quien he disfrutado tanto.

¿Me pierdo algo disfrutando y disfrutando repetidas noches siempre con las mismas canciones?

3 comentarios:

  1. M.A. muy bonita la música que enlazas. La añadiré a mi Youtube para escucharla por las noches.
    El italiano es una lengua hermosa, además. Suena bonita. Da gusto oírla.
    Me recuerda, supongo que por el idioma, a Francesco de Gregori.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...