04 diciembre, 2013

Correr o no correr


Lo malo que tiene hacer las cosas en vista de lo que piensen los demás es que aquello que no luce ante los otros se deja de hacer.

Por ejemplo, yo corrí media maratón porque quería hacer la machada. Quería demostrarme a mí mismo y a los demás que podía hacer esa pequeña proeza de correr durante dos horas seguidas. Lo hice y presumí todo lo que pude.

El año pasado corrí algunos días. Pero no entrené suficiente y no intente la media.
Este año llevo el mismo camino. Y es que no me motiva poder decir: he corrido mi segunda media maratón. Es lo que tiene vivir para el qué dirán.

Mi amigo A. corre por no engordar. Es una motivación. A mí no me ha enganchado eso de correr (aunque ya llevo corriendo por lo menos 15 años), no me he vuelto adicto. Voy a cambiar correr por andar. No estaría mal si diera, por ejemplo, pasear una hora cada día.

1 comentario:

  1. Échale un vistazo a "de que hablo cuando hablo de correr" de Murakami, a lo mejor te motiva. Explica que una de las razones para correr es que escribir novelas requiere fuerza física, y correr es una manera de encontrar esa vitalidad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...