20 junio, 2013

Mostrar tu mejor cara.

Miro bastante y con mucha envidia (por su gran cantidad de comentarios) el blog de un profesor de secundaria.


Recuerdo una entrada en la que él lamentaba con verdadera tristeza la pérdida de una alumna inmigrante. Hacía un retrato de la niña y explicaba como su familia se había tenido que ir a su país por la crisis y ella con ellos. Josele, que así se llama el profesor, sentía compasión y buenos sentimientos y los contaba en su blog.

¿Qué hubiera sucedido si él, agobiado por tantos alumnos, hubiera respirado aliviado ante la desaparición de alguno de ellos? Un alumno menos, un trabajo menos. Supongo que no hubiera escrito una entrada sobre ello. También yo tengo a veces buenos sentimientos pero a veces los tengo malos. Muchas veces he pensado solo en mí mismo cuando me sucede alguna cosa parecida y este año me ha sucedido en dos ocasiones. Dos chicas hispanoamericanas. Naturalmente no hago una entrada cuando mi corazón se endurece ante dolor ajeno y miro para otro lado. Aunque ahora la esté haciendo.

En realidad es como para pedir disculpas. Para reconocer mi pecado.

Que es otro modo de querer mostrar buenos sentimientos.

2 comentarios:

  1. La vida no vale tanto la pena. No hay donde agarrarse...

    Su blog me impresiona, su transparencia. Cojones! se expresa usted muy bien (cosa que yo no consigo prácticamente nunca). Denota una gran capacidad d organización, ya le digo, es interesante y además brutalmente accesible. Pese a mi dispersión, le sigo.

    ResponderEliminar
  2. Mi insensateces no tienen premio. Es mi peor cara.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...