26 marzo, 2012

Faltas de ortografía.

Hace un montón de años Gabriel García Márquez propuso que se simplificara la ortografía del español.

Su propuesta cayó en el vacío y no me parece extraño. Los seres humanos tienen una necesidad imperiosa de establecer jerarquías entre ellos. Una de ellas es la jerarquía cultural. La ortografía es un criterio sencillo, objetivo y bastante eficaz para establecer fronteras claras entre los cultos y los incultos.

Mi amigo T se reía por lo bajo de su jefe, dueño de una joyería, porque pese al dinero que tenía escribía enormes disparates ortográficos. Mi amigo sentía el consuelo de saberse más culto ante quien claramente era mucho más rico que él.

Cuando uno lee un blog y se encuentra una “b” que tendría que ser “v” se hace en seguida idea de qué tipo de persona escribe aquello.

Pero donde más claro vi el establecimiento de jerarquías sociales fue en una web dedicada a las caravanas y autocaravanas. En ella hay mil foros sobre el tema, se organizan quedadas en campings contratados al efecto, se hacen amigos, se chatea por internet, etc. Yo he participado en quedadas y escribí durante un tiempo en sus foros.

Un día que hablábamos cuatro o cinco de nosotros en persona en un camping sobre los roces que se producen en los foros alguien contó lo feo que había resultado que en una de aquellas charlas foreras “fulanito” le reprochara a “menganito” sus faltas de ortografía. Yo conocía a “menganito”, era un tipo muy joven que había conseguido tener una buena autocaravana debido a su trabajo como obrero especializado con unas máquinas que imprimen revistas en color. Su trabajo era duro, trabajaba en turnos y exigía una gran concentración porque un pequeño error con los colores o las medidas u otros parámetros suponía una tremenda pérdida de dinero para la empresa.

Todo el mundo puede escribir en los foros de esta web. De hecho mucha gente lo hace. Pero desde luego es suficiente que una sola persona y una sola vez llame ignorante a otro por poner faltas de ortografía y que esto sea comentado por los demás (aunque normalmente llamando maleducado al corrector) para marcar un frontera nítida entre los “cultos” y los “incultos” y para desanimar eficazmente a estos últimos a participar en la web. Hay que tener mucha confianza en que no eres un inculto para, como yo, seguir escribiendo pese a tus faltas de ortografía.

La ortografía se supone que es un síntoma. No parece que haya leído mucho quien pone faltas, sin embargo una profesora de lengua me explicó que si no se corrige de adolescente o de joven ya no se corrige. Yo escribo siempre a matacaballo, me como palabras enteras, me domina la gana de hablar y rara vez le paso el corrector. Y además pongo faltas de ortografía, algunas gordas. Mis profesores de COU dijeron que nunca aprobaría la selectividad con aquellas faltas.

En el último post puse una buena que de algún modo he mantenido. Claro que hiere mi autoestima poner faltas pero en otros tiempos me hundiría en una depresión y me haría sentir el peor profesor del mundo. Hoy, conociendo a mis compañeros, desearía que la peor deficiencia que tuvieran fuera esa.

Por otro lado en la enseñanza media la importancia que se da a la ortografía ya no es la que era. Si un profesor no es de lengua no se atreve a suspender a un alumno por las faltas. Y yo, aunque se las señalo en los exámenes (las que veo) menos que nadie.



------------------------------------------



Mi ansiedad está vencida, las tardes largas después del cambio de hora me recuerdan ineludiblemente al verano. Ya hemos terminado el estrés de evaluar y se huele las vacaciones a la vuelta de la esquina. Dentro de unos días iré al médico para que me rebaje la dosis.

I feel very happy. Pese a las faltas.


--------------------------------------------

A este post le pasé el corrector y cambié corrije por corrige. Con un par.

Señaladme please las que el corrector no detecta.

4 comentarios:

  1. La b y la v están al lado en el teclado para facilitar la confusión un poco más...

    Y si se escribe desde teléfonos u otros trastos de menor tamaño y sin teclado qwerty, la posibilidad del gazapo aumenta.

    ResponderEliminar
  2. Hepta, no sabía lo que era un teclado qwerty y eso que lo uso, como aquel que hablaba prosa sin saberlo.

    ResponderEliminar
  3. Eso te pasa porque no has leído aún mi próximo post :-) (bueno, supongo que no será el próximo sino el siguiente)

    ResponderEliminar
  4. Era un tío tan malo en ortografía que ya fuese por “hache o por be” siempre cometía faltas de ortografía. Claro que en su caso las hacía “por uve”. Hay que ser bruto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...