24 febrero, 2015

Esforzarse, en lugar de escuchar.

Un artículo de Science publicado en 2011 mostró que los estudiantes que leyeron un trabajo científico complejo durante un periodo de tiempo de estudio y luego pasaron un segundo periodo tratando de recordar de él tanto como fuera posible, sin ayudas, asimilaron el material más profundamente que los estudiantes que leyeron el trabajo repetidamente  en el transcurso de cuatro periodos de estudio.
Página 92 de Atrapados de Nicholas Carr  


No me parece algo radicalmente nuevo pues es sabido que lo que mejor se aprende es lo que uno mismo realiza.  Todos los profesores deberíamos tener esto en cuenta pero yo no lo tengo. Hablamos demasiado tiempo, al menos es mi caso. Deberíamos obligar a los alumnos a escuchar menos y a hacer más.

1 comentario:

  1. En mi praxis como profesor en la ESO, creo que me queda claro. Cuando explico es como si lo hiciera a las paredes. Dudo que me escuche nadie y si alguno lo hace, no retiene nada. Otra cosa es cuando les pongo una tarea interesante, retadora y con algún estímulo dejándoles trabajar solos o en pareja, su rendimiento es alto. Creo que cuando oyen voz de explicación, desconectan. Así que he optado por que hagan más y escuchen menos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...