30 junio, 2016

¿Puede un hombre mirar a una mujer?

¿Recordáis aquel vídeo en el que se criticaban los micromachismos?

Quiero comentar otro de los comportamientos que se criticaban en ese vídeo. 
Es el relativo a determinada ropa de mujer y las miradas que suscita en los hombres. 

En este vídeo sostengo que es natural que determinadas ropas susciten en los hombres determinadas respuestas. Con eso no estoy defendiendo un argumento peligrosísimo con el que a veces se pretende justificar las violaciones: van como van y pasa lo que pasa. No se trata de justificar ese disparate. 
Pero llamar machismo a que un hombre se sienta atraído por los estímulos sexuales que emite una mujer... me parece una tontería. 






2 comentarios:

  1. No he podido ver el vídeo, continuamente se me paraba, pero he clicado en algunos puntos y he podido intuir cuál es tu línea de argumentación. Tienes razón, pero ¿tiene algún sentido que personas de nuestra condición temporal lo digamos? Yo no lo haría nunca. ¿Para qué? Ya estamos periclitados para ello. Y a un joven no se le ocurriría nunca argumentar como lo has hecho tú. Lo ve todo más natural. Machismo o no machismo es la pura y salvaje relación entre la emoción, la provocación subyacente más o menos buscada y el receptor que la percibe. Pura guerra de sexos. Para bien y para mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo lo que dices de la edad. El asunto no es una cosa personal. Es algo teórico. No se trata de si yo miro o no miro a las mujeres (que las miro), se trata de si es un micromachismo sentirse atraído por determinados estímulos sexuales.

      Yo entiendo que hay una mirada sexual masculina que convierte a la mujer en un objeto sexual y que es incómoda para la mujer. Nombro esta mirada cuando tengo que explicar qué es la “lujuria” en clase. Esa mirada puede aparecer con independencia de cómo (Joselu, ¿este como lleva tilde?) vaya vestida la mujer y el hombre debe evitarla. Nadie puede mirar a otra persona como si fuera un objeto a mi servicio. Por eso no miramos fijamente, tampoco, a otra persona en el ascensor. Es una cuestión de educación. Pero dicho esto, la naturaleza funciona como funciona, y del mismo modo que cuando vas de turista no debes pasearte cargado de joyas y una cámara de fotos carísima por el barrio más miserable de la ciudad que visitas. Si no quieres despertar la lujuria de los hombres hay modos de vestir más eficaces que otros.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...