06 enero, 2016

Mi conversión: cambiar la mirada.

La conversión que he sufrido es similar a la de Saulo al caerse del caballo. Se dice que estas conversiones , las que se producen de la noche a mañana, son poco frecuentes. Sin embargo, son muy fáciles de entender si pensamos en el conocido dibujo de la joven y la vieja. Es como si toda la vida hubiera visto solo la imagen de la vieja. De repente he visto la joven. Cambiar la mirada y reconfigurar el dibujo para ver la joven no es algo que sea lento. Es repentino.


Esto es lo que me ha sucedido.

Aunque eso no significa que todos mis actos respondan ya al nuevo paradigma, más bien al contrario, lo más importante ha sucedido, he visto “la joven”,  he tenido el insight y voy a reordenar mi vida con lo que sé ahora.


Supongo que a Saulo (San Pablo) también le pasaría al principio. Seguro que los primeros meses, después de su conversión, cuando se encontraba un cristiano de golpe le abría la cabeza con la espada. Solo luego, viendo lo que había hecho, le decía: “Uy, perdona, ha sido la fuerza de la costumbre.”

1 comentario:

  1. Un insight que se publica, que se retransmite en directo con la consiguiente banalización que supone ¿qué significa? ¿qué es?

    Yo no he podido escribir acerca de algo parecido hasta pasados muchos años, casi treinta. Es como contar un viaje en el blog ¿qué aporta? Inmediatez, ilusión, confusión, prisa. Un viaje hay que entenderlo y eso requiere de tiempo.

    Hace poco vi que se expresaba el duelo de una mujer que había perdido a su compañero día a día en FB recibiendo innumerables muestras de condolencia. Aquello me pareción extravagante. El duelo es algo íntimo, incomunicable salvo para distancias muy cortas y, aun así, es tan doloroso que es difícil de expresar. Pero tal vez sea el tiempo en que los duelos y los insights sean comunicables en directo para el gran público. Evohé.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...