04 agosto, 2015

Yo no digo mi canción...

Esos versos del Romance del Conde Arnaldos... "Yo no digo mi canción sino a quien conmigo va"  ...no son una negativa voluntaria. Son una imposibilidad. Nadie que no participe de mi experiencia puede entender mi canción.

Hemos dejado solo al gato en casa una semana. La persona que cuida a mi padre le sube a dar de comer.

A nadie puedo explicar lo que es tener un gato si no lo tiene.

2 comentarios:

  1. Yo lo comprendo perfectamente. Tengo dos gatas, que van para mayores (11 y 12 años aún no cumplidos ninguna de las dos) No sólo es la preocupación, normalmente mis viajes no sulen durar más de una semana, pero he llegado a dejarlas solas un mes (y con cuidados veterinarios de por medio) Una persona va a verlas todos los días y les pone comida. Porque no sólo es la comida. En algún momento necesitan ver presencia humana. Cuando estoy siempre con ellas en casa muchas veces están a lo suyo (durmiendo o en meditación trascendental) y no me hacen caso..., pero sé que me tienen controlada en todo momento. El problema es cuando pasan todo el tiempo solas (y no se llevan bien entre ellas) Un gato solo se aburre y puede hacer todo tipo de estropicios de los que te darás cuenta al volver a casa.
    Anteriomente a estás dos tuve una gata siamesa que solo me duró cuatro años. Al volver de cada viaje me encontraba todos los libros de Tio Livio, solo los de este autor, la gata no tenía nada contra Polibio o Jenofonte, por el suelo.

    ResponderEliminar
  2. Muy gracioso lo de Tito Livio.
    Tenemos la suerte de que mi cuñada ha estado por mi casa con sus hijos varias veces y esperemos que no se haya aburrido demasiado.
    Es un honor tenerte por aquí.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...