31 agosto, 2015

Temas varios.

Tenemos gato nuevo. Ya tenemos dos.

Fui al concierto de violochello de IRIS AZQUINECER. Me compré el disco.

Uno de los últimos días del verano me ha hecho poner en duda que la felicidad sea una sillita al sol. (Por cierto, Joselu tomaba esta frase en su sentido literal. Yo creo que va mas allá. La sillita al sol es una metafora de la vida sencilla, sin preocupaciones, contemplativa.) Experimenté  que uno goza cuando está con otros y todos lo pasan bien. Organizamos una broma para unos amigos. De esas de cámara oculta, pero sin cámara.  Todos disfrutamos. Los organizadores y los "inocentes". Y luego comentando también muy bien. Quizás la felicidad tenga que ver más con el compartir que con la tranquilidad. (A ver si consigo "La hipótesis de la felicidad" y lo leo)

Hemos vuelto hoy de Arenas de San Pedro. Mañana no me toca examinar de modo que no tengo que ir al insti. El día dos sí. Por la tarde. En junio no preparé los exámenes de septiembre. Un horror prepararlo ahora.

Tengo que examinarme del oral de inglés. No tengo claro cuando, pero ya. Me faltan cosas por estudiar.

La asistenta nigeriana dice que mi padre para despedirse (cuando ella se va de fin de semana) le pide la mano y se la besa. Le pregunto si le molesta o le parece mal. Me dice que no. Parece sincera. Me explica que la otra mantiene más las distancias y que por eso mi padre le tiene menos simpatía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...