19 marzo, 2015

Según Espada no se puede blasfemar contra el himno nacional.

El señor Arcadi Espada piensa que hay que castigar a los que abuchean el himno nacional o insultan al Rey (como figura simbólica, entiendo yo).

Alucino.

Ahora resulta que algo simbólico debe ser protegido, como si la burla lo dañara. ¿Pero no habíamos quedado en que cualquier idea o religión podía ser insultada? ¿Dónde quedó el derecho a la blasfemia?

Por lo visto los de Charlie Hebdo pueden blasfemar contra todo dios pero no contra la bandera francesa.

Alucino.


Ahora resulta que la libertad de expresión tiene un límite. Hay algo más sagrado que lo sagrado: el himno nacional. Como dice mi suegra antes de darte una noticia sorprendente: ¡agarrate la cola!

1 comentario:

  1. El otro día en lo de Herrera escuchando sus argumentos con la bandera, el himno, como símbolos de ciertas cosas, pensé lo mismo que tú. ¿En qué quedamos? ¿No habíamos dicho que las personas eran sagradas pero no las creencias ni sus representaciones?

    En fin. O Espada se cuida o terminará como Hermann Tertsch. Una pena.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...