10 enero, 2015

Yo no soy Charlie Hebdo.

La portada de 2006, foco de la polémica, en la que Mahoma dice...

Mahoma desbordado por los integristas. “Es duro ser amado por idiotas”

“Es idiota sentirse orgulloso de ser homosexual”
¿Podría un catedrático universitario, un médico, un profesor de instituto decir eso?

Desde luego nadie lo mataría. Lo cual ya es mucho. No digo que no. Pero su vida a partir de entonces no sería fácil. Y posiblemente no fueran solo palabras la respuesta a tal insulto. ¿Hay cosas que no se pueden decir en el Occidente libre?

Insisto en el tema porque he leído hoy en El País un artículo cuyo título es el título de la entrada. 

Comienza así:
“A los periodistas de Charlie Hebdo se les aclama ahora justamente como mártires de la libertad de expresión, pero seamos francos: si hubiesen intentado publicar su periódico satírico en cualquier campus universitario estadounidense durante las dos últimas décadas, no habría durado ni treinta segundos. Los grupos de estudiantes y docentes los habrían acusado de incitación al odio. La Administración les habría retirado toda financiación y habría ordenado su cierre.


Puede leerse aquí

21 comentarios:

  1. Estoy más o menos de acuerdo con el artículo, lo que no entiendo es que uses la homosexualidad como tema sobre el que no se puede bromear cuando los chistes de mariquitas han constituido un género en sí mismo hasta antes de ayer sin que a nadie se le moviera un pelo.

    Tienes un claro sesgo de percepción. La blasfemia sigue siendo delito en España. Hace un par años Javier Krahe fue juzgado por este vídeo (afortunadamente fue absuelto):

    https://www.youtube.com/watch?v=fUrGfF8oXy0

    Sin embargo, hay obispos (y algún que otro político del PP) que han dicho públicamente que los homosexuales son pederastas (una acusación muy grave) y siguen tan campantes. ¿Qué se les critica? Por supuesto que sí, pero criticar no es censurar.

    Cualquiera puede insultar a los homosexuales, desde luego que puede, lo que no puede es caer simpático a todos ni sorprenderse si se les afea su conducta. Recibir críticas no es perseguir ni censurar, insisto. Ahora, alguien con una responsabilidad social (catedrático, médico, profesor de instituto…) en ejercicio de su cargo, tiene unas obligaciones entre las que está el respeto a los derechos humanos. Como ciudadana, merezco tanto respeto como cualquiera en el hospital, en clase o en un juzgado. No es tan diicil de entender.

    Se habla mucho de los límites del humor. Yo creo que el humor sano debe estar dirigido siempre hacia arriba, nunca hacia abajo. Es decir, es sano reírse de los poderosos (grupo en el que se incluye la iglesia como institución y su jerarquía), pero no de los débiles o de las personas discriminadas, como los homosexuales los discapacitados o los pobres.

    Por último, la mayoría de homosexuales también consideran idiota "sentirse orgulloso de ser homosexual". Ese orgullo debe entenderse como ausencia de vergüenza. Orgullo de haber tenido la fortaleza de sobreponerse al desprecio ajeno. De todas maneras, es curioso que muchos de los que creen estúpido estar orgulloso de ser homosexual ven normal estar orgulloso de ser español, por ejemplo, que es una condición que el individuo tampoco ha elegido.

    Ah, y feliz año… que hace tiempo que no pasaba por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Yo no he seguido demasiado la trayectoria de Charlie Hebdo, hasta ahora que he sabido del atentado contra su redacción. Sin embargo, esta reflexión sobre que no hubiera durado ni treinta segundos en un campus americano, me ha hecho pensar sobre la diferente percepción que se tiene de la libertad de expresión en USA y en Europa. Aquí parece quedar algo de lo políticamente incorrecto todavía. Ahora bien, sería impensable también aquí una sátira grotesca sobre el holocausto ni siquiera en Charlie Hebdo. El humor es un arma tremendamente peligrosa y a la vez transgresora del orden ideológico y social. Se mueve en el filo de la navaja. En Estados Unidos se busca no molestar a nadie y ChH hubiera sido imposible. Curioso.

    ResponderEliminar
  3. Feliz año a ambos.
    Cristina, Me parece muy interesante lo que dices de que la burla debe ir de abajo a arriba y no al revés. El pobre se ríe del poderoso como defensa, el rico que se ríe del pobre es un desalmado. Llevas razón. Ahora entiendo que haya cosas que se puedan decir de los hombres, pero no de las mujeres. Se da por supuesto que aún no hay igualdad y por eso no se pueden decir determinadas cosas de ellas como se dicen de ellos.
    Seguramente llevas razón en eso del error de percepción.
    Precisamente en un guasap reciente de un grupo de profesores, uno de ellos reenviaba un chiste en el aparecía la palabra “maricones”. Pasándose la corrección política por …
    Seguramente es porque yo tengo muy asumido ya esa corrección política (en lo relativo a los homosexuales) y me creo que está mucho más “prohibido” de lo que realmente lo está.
    Sinceramente lo del obispo llamando pederastas a los homosexuales no lo he oído nunca y buscarlo en internet es difícil porque se mezcla con acusaciones de pederastia a miembros del clero.
    Gracias a ambos por vuestros comentarios. Joselu, en la entrada de esta noche enlazo tu blog, hablando de una actitud que creo que ambos tenemos. No sé si para bien o para mal.

    ResponderEliminar
  4. Trabajé para Apple hace un tiempo. Todos sabemos que el CEO de Apple es homosexual. Intentad imaginad que un día Tim se presenta en nuestro trabajo. Improbable pero no imposible. Entonces yo para relajar el ambiente me marco un chiste de maricones (el 40% de la plantilla era gay también). ¿De verdad creeis que no me pasaría nada? Se podría llamar la atención sobre la inoportunidad de la ofensa. ¿Pero no es acaso inoportuno también el ofender en un contexto de tensión como el que hay alrededor del islamismo? Vale que no matan a nadie por un chiste de homosexuales, pero todo el mundo sabe que hay situaciones en las que no se pueden contar. Más a favor de mi argumento si las consecuencias son menores y aun así se entiende que no se debe hacer.

    ResponderEliminar
  5. Ah y por cierto, respecto de lo que dice Cristina, y siguiendo con el ejemplo de Tim Cook, y aunque no venga directamente al caso y sea desviarse un poco de la conversación: no creo que sea tan minoritario ese sentir orgullo de ser homosexual (al fin y al cabo, son ellos mismos los que inventaron el "día del orgullo gay"), de hecho no os será difícil encontrar declaraciones de Tim Cook bastante recientes afirmando que se siente orgulloso de ser gay. No dice "no estoy avergonzado de ser gay", que podría, por lo que supongo que hay que entender que dice precisamente lo que dice, no lo que nosotros queremos interpretar. Oye, a lo mejor hay hasta que pensar que hay algo de exhibicionismo en algunos homosexuales, lo que también explicaría lo de la cabalgata y demás.

    ResponderEliminar
  6. En ese contexto es posible que perdieras tu trabajo, no digo que no. Sin embargo, las bromas hacia los homosexuales están muy lejos de ser uno de esos tabús de occidente de los que no se puede hablar so pena de la marginación social, que creo que es lo que decía loiayirga. Me molesta que se use este tema en particular porque contribuye a crear la sensación de que ya no se discrimina por motivo de la orientación sexual. Aquí hay otro sesgo: es evidente que ahora hay mucha más sensibilidad hacia este tema y las probabilidades de que se afee la conducta al que hace una broma ofensiva son más altas que hace algunos años, pero ni ha pasado a ser un tema tabú (quizás no tiene por qué serlo, pero esta es otra discusión) ni es generalizable a otros contextos. El CEO de Apple es un tipo rico, poderoso y respetado (y blanco además), y como tal tiene más privilegios que, digamos, la limpiadora guatemalteca heterosexual que le limpia el despacho. Lo mismo (aunque a menor escala) se podría decir de ese 40% de trabajadores cualificados homosexuales que dices tenía la compañía. Ellos pueden dar una respuesta que la mayoría de la población no se puede permitir. Además, fíjate, el CEO de Apple tuvo que ‘salir del armario’, es decir, que antes de un día X no vivía abiertamente como homosexual, quizás porque de haberlo hecho (no es una hipótesis descabellada) no hubiera llegado a CEO de Apple. Demasiado sacrificio para que digamos que en occidente se privilegia el trato a los homosexuales, ¿no te parece?

    ResponderEliminar
  7. Tim Cook, que habla inglés, diría "pride", y "pride" tiene más bien el significado que yo he dado arriba, sin la connotación que tiene la palabra "orgullo" en español de superioridad por creerse poseedor de un mérito superior.

    Lo mismo se aplica al día del orgullo gay. Que un colectivo que ha tenido que vivir oculto use una cabalgata como medio de reivindicación es totalmente comprensible, además de efectivo. Recordemos que pese a haber sufrido una discriminación brutal es un colectivo que jamás ha usado la violencia.

    En cualquier caso, pregunto yo, ¿y qué si hay exhibicionismo en algunos homosexuales? ¿Por qué se ve como algo negativo? ¿No hay también exhibicionismo en los que salen con la bandera española cantando "soy español, español, español"?

    ResponderEliminar
  8. A ver, Cristina, no entiendo tu empeño por interpretar como tú quieres algo que a mi juicio no tiene otra interpretación posible más que la que tiene. La frase de Tim Cook fue (sic): "I'm proud to be gay" y pride, por mucho que tú quieras buscarle tres pies al gato, es perfectamente traducible como "orgullo", si no hubiera usado la palabra "shame". Según el diccionario pride significa:

    "a feeling of satisfaction at your achievements or the achievements of your family or friends": She felt a great sense of pride as she watched him accept the award. The whole community takes pride in (= feels proud about) the school

    "the belief that you are better or more important than other people": His pride prevented him from asking for help.

    Que más superioridad que creerse más importante que los demás, según dice literalmente el diccionario.
    Es que no sé, a veces por querer llegar a la conclusión que queremos rascamos y rascamos de donde no hay.
    Y lo de la cabalgata lo mismo, no veo que sea un acto de "no vergüenza", es un acto de orgullo puro y duro.

    Efectivamente, no hay nada de malo en ello, pero es lo que es. Una exaltación exagerada de lo homosexual. Ahora bien, yo que gusto de la discrección, pues me canta un poco, que quieres que te diga. Y si no te parece mal la exaltación de la homosexualidad (a mi tampoco me lo parece) tampoco te debe parecer mal la exaltación de lo español, ¿no? Siempre que sean cosas positivas, no hay nada malo en manifestarlas, desde luego.

    Ahora bien, es exactamente el caso contrario de lo que ha pasado en París. Este periódico, se burlaba y ofendía los sentimientos de muchas personas, de una manera gratuita, diría yo. ¿De verdad no se pueden aguantar las ganas de ofender de esa manera tan concreta a millones de personas, e insisto, en momentos tan inoportunos como este? Lo digo tanto por las burlas hacia el Islam como hacia el Papa, el mismo respeto pueden llegar a merecer. Os recuerdo que aquí, por ofender al por aquel entoces Príncipe, se prohibió una conocida publicación de corte relativamente similar a la que nos ocupa. Si aquel movimiento nos pareció democrático y por proteger el honor de una persona pública, no sé por que regla de tres nos tienen que parecer bien las burlas a los sentimientos religiosos de los demás. Aunque por supuesto no justifiquen en ningún momento lo que ha pasado.

    Lo digo porque estoy escuchando por ahí mucha tontería de que el derecho a la sátira es el pilar fundamental de la civilización Occidental, y mira, tampoco hay que pasarse, oiga. Hay cosas de mal gusto y que ofenden, y no nos podemos refugiar en la democracia para amparar atropellos, humillaciones o calumnias.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, contesto ahora rápido. Sobre el término "pride", una definición más acertada que "orgullo" sería "amor propio". Así se entendió en el origen de las celebraciones del orgullo gay. Ahora, si además de amor propio Tim Cook siente "orgullo", pues vale, está en su derecho. Me sorprende en cualquier caso que se juzgue tan duramente esta actitud cuando es obvio que a día de hoy un homosexual tiene dificultades añadidas por el hecho de serlo. Y me parece también curioso que gente que otorga un elevado valor al patriotismo, por ejemplo, considere risible que alguien se sienta orgulloso de su orientación sexual. Yo personalmente no veo motivo de orgullo en algo que viene impuesto, pero bueno.

    Volviendo al tema: la ridiculización de la homosexualidad no es ni muchísimo menos un tema tabú en occidente, aunque es cierto que ahora hay más sensibilidad hacia este tema y existen ciertos contextos donde supone la ruina social, como quizás el que has descrito.

    Sobre la libertad de expresión: se trata de que nadie puede ser perseguido por expresar una determinada opinión. Perseguido no es criticado, ojo. Es decir, el derecho de expresares libremente no está reñido con el derecho de criticar, ofenderse, molestarse y marginar socialmente. Los chistes que nos ocupan eran de mal gusto la mayoría, graciosos algunos, pero me alegro de que se pudieran hacer. Y sí, este debe ser uno de los pilares de la civilización. ¿Que hay límites? Pues sí, los que impone el código penal, es decir, la apología a los delitos graves, la incitación a la violencia, la calumnia, la injuria… No hace fata inventar nada nuevo. El mal gusto no debería ser delito.

    ResponderEliminar
  10. Cristina, no sé de donde sacas que juzgo duramente la frase de Tim Cook, solo te estoy intentando hacer ver que las cosas son como son, no como tú las quieres interpretar. El orgullo gay es precisamente eso, una exaltación del orgullo de ser homosexual, bastante estridente, no es un día dedicado al "amor propio" de los homosexuales. Tu ves a esta revista como la defensora de la libertad de expresión en el mundo Occidental, cuando yo no creo que sea eso lo que es. Creo que simplemente era una revista que había encontrado su hueco en el mercado haciendo ese humor bestia y falto de respeto, y se dieron cuenta de que así vendían más ejemplares que publicando otro tipo de contenido. Si no hubieran vendido una puta revista con eso, o hubieran vendido menos, te puedo asegurar que hubiera sido más importante vender que la libertad de expresión. Piensa también una cosa: ¿cómo es el lector tipo de esta revista? ¿Es alguien respetuoso, preocupado por la libertad de expresión o más bien es alguien que ve a los "moros" como algo inferior, o incluso con odio, y que por eso le rien las gracias a esta publicación? Tal vez hay que pensar que si venden tantos ejemplares (al margen del número de hoy, que la gente querrá tener como algo "histórico") es porque a la gente le gusta que se cachondeen de los "moros" en su cara, y encuentran cierto regocijo en ello.

    Dices que consideras el derecho a la sátira y a la burla como algo fundamental de nuestra democracia. Yo tal vez lo considero como algo digno de protección también, pero no lo pongo tan arriba en la jerarquía como tú pareces ponerlo. Quiero pensar que es más importante el respeto hacia los demás y a sus creencias que el derecho a burlarse de éstas, aunque los demás podamos no estar de acuerdo con ellas. Es más, si queremos integrar a las minorías, más últil nos será el respeto que la burla. Si queremos integrar por ejemplo a los gitanos en nuestra sociedad, creo que será mejor promover el respeto hacia esta minoría que el publicar burlas y chistes de mal gusto sobre gitanos en la portada de los periódicos. Esto último no creo que ayude en nada a mejorar la situación, por mucho derecho que tengamos a publicar lo que nos venga en gana.

    Si tú estás de acuerdo en publicar esa clase de chistes, supongo que no estarías de acuerdo en que un juez secuestrara la portada de El Jueves en que se ponía de vago al rey de España mientras se le representaba copulando a cuatro patas con su mujer, actual reina de España. ¿Tiene alguien que aguantar una calumnia y humillación de ese tipo porque tenemos derecho a la burla y a la sátira? ¿No será más importante, como interpretó el juez proteger la dignidad de la persona del rey? ¿No será que hay personas y conceptos dignos de protección y que esa protección está por encima del derecho a hacer chistes de lo que nos venga en gana?

    No es delito el mal gusto, lo que es delito es la humillación pública, la calumnia, la falta de respeto hacia cosas que la gente considera importantes, y la provocación malintencionada. Si yo transmito por la televisión a un conjunto de personas disparando sobre dianas con la imagen del rey (digo el rey como ejemplo, no te vayas a pensar que soy un facha o algo parecido) eso no solo es mal gusto, es algo más, y creo que todos tenemos la inteligencia necesaria para darnos cuenta del mensaje que transmiten esas imágenes, más allá del mal gusto. El que se quede en el mal gusto, es que no está entendiendo nada de lo que pasa.

    ResponderEliminar
  11. Yo, sinceramente, no sé qué pensar sobre el asunto de si se debe dejar insultar. Desde luego las ideas se pueden criticar y censurar y burlarse de ellas. Eso es libertad de expresión. El asunto son las personas.
    Y la diferencia parece difícil hacerla. Y puede que la gente le entren estos escrúpulos cuando el insultado es tan peligroso.
    Uno puede decir, tal idea es una majadería. Perfectamente legítimo. Y usted que la defiende… ¿es un majadero?
    Por el ambiente en que me muevo, la educación, decir algo que pueda ser considerado homófobo me parece sacrílego (es un modo de hablar). Quizás lleve razón Cristina que esto no esté tan asumido en la calle, pero creo que hasta existe un delito de homofobia.
    El asunto para mí está entre criticar las ideas o a las personas. ¿Pero cómo diferenciamos?
    Por cierto, existe un delito de ofensas. Aunque no sé si se puede aplicar cuando se hace un insulto genérico.
    Por cierto, en castellano la palabra orgullo tiene dos sentidos muy diferentes, uno positivo y otro negativo. “Me siento orgulloso de mi hijo”. El negativo es equiparable a la soberbia y era un pecado capital. “Es muy orgulloso para pedir perdón.” Supongo que este segundo sentido no es el que se usa en el día del orgullo gay.
    Lamento que el webmaster de este blog no pueda clarificar las cosas, como hace Pseudópodo, en el suyo. Pero es lo que hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la diferencia entre las personas e ideas puse el ejemplo de "un modo de vivir la sexualidad" y no un insulto a los homosexuales como tales.

      Eliminar
  12. Veo la respuesta de Cristina a uno de mis comentarios y creo que en realidad no hemos elegido bien con el ejemplo de la homosexualidad. Porque no se trata solo de ofender, sino que lo que quiero remarcar es que una ofensa provocadora puede tener una reacción. Voy a poner un ejemplo muy bestia para que se me entienda (pido disculpas de antemano, pero no será mucho peor que la portada secuestrada de El Jueves). Pongamos que esta misma publicación saca de portada un dibujo de "el Cholo Simeone" siendo sodomizado por Cristiano Ronaldo, este ultimo con cara de satisfaccion mientras que el primero muestra expresión de dolor. Te aseguro que tienes pintadas y llamadas amenazantes (de muerte incluso) en la redaccion inmediatamente. Y sabemos que hay hinchas que han llegado matar por su equipo, lo tenemos bien reciente.

    ¿Se podria defender amparandose en la libertad de expresión la publicacion de una portada parecida al dia siguiente de la trifulca entre hinchas que acabó con una victima mortal?

    A eso es a lo que me referia.

    ResponderEliminar
  13. AJ, sí, me parece fatal que se haya secuestrado la portada de El Jueves. También me parecería mal que se censurara la hipotética portada de fútbol que has descrito. Es curioso que la imagen más ofensiva e insultante que has imaginado sea la de un hombre sodomizando a otro. Imagino que no querrías decir que los gays se sienten insultados por parecer futbolistas, ¿verdad? Más bien se trataría de que para los futbolistas debe de ser degradante realizar un acto homosexual. Menos mal que ya está todo superado y los homosexuales van vanagloriándose por ahí.

    Lo anterior no quita que sea perfectamente consciente de que existe un doble o triple rasero con las cuestiones relativas a la libertad de expresión.

    Loiayirga, ya que hablas de educación, sabes que la iglesia católica controla gran parte de la educación concertada y privada en todos los niveles. ¿Sabes que probabilidades tiene un profesor abiertamente homosexual de ser contratado en una de estas escuelas? Te lo digo yo: ninguna. No todos nos podemos permitir vivir como Tim Cook.

    ResponderEliminar
  14. Ya lo dejo, simplemente quiero apuntar que prohibir una opinión porque alguien se pueda sentir ofendido es muy mala idea. Efectivamente lo respetable son las personas, no las opiniones. Se empieza así y se acaba pidiendo a gente (mujeres/homosexuales/creyentes en otra religión/ateos/hinchas de otro equipo…) que se queden en casa no sea que un fundamentalista/fanático lo ametralle/tire al río. El corolario perverso es que a los homosexuales/mujeres se les pueda dar caña porque nunca han respondido violentamente.

    El concepto de provocación es muy peligroso porque señala a la víctima, no al delincuente. Esos "algo habrá hecho" y "se lo ha buscado" abren la vía de la impunidad y del abuso del poder. Es como lo de justificar al violador porque la víctima vestía minifalda y tacones. A ver, yo podré evitar, por prudencia, pasar por un callejón oscuro y si fuera a Afganistán me vestiría con un burka de esos, pero sé, y la sociedad debe saber, que se me ha limitado mi derecho fundamental de circular libremente. Resulta que para los judíos ultraortodoxos es muy ofensivo ver a una mujer en público con un grupo de hombres. Por ahí circulaba un periódico editado por esa comunidad con una foto de la manifestación de París donde se ha borrado a Merkel con photoshop. ¿Qué hacemos? ¿Me quedo en casa no sea que estos señores se ofendan? ¿Dónde está el límite?

    Esa es la clave: el límite. Y yo personalmente creo que cuanto más lejos mejor.

    ResponderEliminar
  15. Bueno Cristina, lo vamos a dejar aquí, me parece. Mucho me temo que me has catalogado de homófobo y facha (nada más lejos de la realidad, te aseguro), no sé muy bien por qué y todo lo interpretas desde ese prisma, obviando el fondo de la cuestión.

    La portada de la sodomía era un ejemplo como todos los demás (recordemos además que el sacó la comparación con la homosexualidad ni siquiera fui yo) y creo que viene al caso porque en un ambiente de "machotes" como suele ser el de el fútbol no me imaginaba nada más ofensivo para este tipo de persona que ver a sus ídolos en una situación como la descrita. Además de que, digo yo, debe ser humillante que te representen en un dibujo siendo sodomizado con dolor, seas homófobo o seas homofílico e incluso si se es homosexual. Y que conste que la portada del Príncipe también me parecía humillante, como he dejado claro, y representaba un acto heterosexual. Pero de eso se ve que no dices nada, solo te interesa dejarme como homófobo desde el principio, cuando insisto, en que no lo soy.

    Yo solo espero que no tengas ni hijos ni hijas, y que nunca alguien coja unas imágenes suyas de las que los adolescentes de hoy van dejando en ristra por Internet, y a nadie malintencionado se le ocurra burlarse de ellos o humillarlos en público por la red. Luego no vayas al juez reclamando protección, porque por lo visto para ti el derecho a la sátira está por encima de todas las cosas.

    No sé por que regla de tres a alguien se le mete en la cabeza que alguien por muy famoso o poderoso que sea tiene que aguantar una humillación pública del calibre que sea, en aras de la "libertad de expresión". ¿O los famosos, ricos y poderosos tienen que aguantar cualquier cosa del "pueblo llano" por el simple hecho de ser ricos, famosos o poderosos? ¿Tiene algo de malo que hayan conseguido serlo? ¿O el pueblo en su derecho al pataleo, resentimiento y envidia puede burlarse de ellos porque le apetece? De verdad que no entiendo nada, no sé que hay de positivo en todo eso.

    ResponderEliminar
  16. No te he catalogado de homófobo y facha. He hecho notar que si has elegido esa situación es precisamente porque sigue siendo considerada humillante por la mayoría de los hombres, lo que entra en contradicción con lo que se decía de que hacer burla de los homosexuales es un tabú en occidente, Fíjate en el mecanismo: se ridiculiza una idea o acción determinada por identificación con un grupo o práctica considerada aún más ridícula o humillante (Dios siendo sodomizado por Jesús, por ejemplo, una caricatura de Charlie Hebdo, cuya homofobia nadie ha señalado).

    Y sí, el sexo heterosexual en el que un hombre es dominado por una mujer también suele ser considerado ridículo para el hombre, pero en menor grado. Lo contrario, sin embargo, es visto como halagador. Esto es así, para qué negarlo.

    Por último, el ejemplo que pones de los adolescentes en internet no viene al caso. No tiene nada que ver humillar, calumniar y ensuciar la imagen de una persona con ridiculizar una idea o una creencia cuyo valor es subjetivo. O sea, todos los seres humanos tienen la misma dignidad, sin embargo, el dibujo de un señor con barba y túnica blanca para algunos no tiene ningún significado y para otros es sagrado.

    ResponderEliminar
  17. No sé si me he explicado bien. Resumo: si quieres ofender a alguien, llámalo maricón. Ofensa garantizada.

    (Ahora ya sí me callo)

    ResponderEliminar
  18. Me acabo de enterar que los Chunguitos han dicho por TV que preferían tener un hijo subnormal a tener un hijo homosexual. La fuerza de lo politicamente correcto no es tan fuerte como yo tiendo a creer.

    Tampoco hubiera creído que pudiera existir sin escándalo un video en el que una mujer canta y se llama "Me gusta que me peques"
    https://www.youtube.com/watch?v=gOwVtxgHxoQ

    ResponderEliminar
  19. Lo de Los Chunguitos lo acabo de escuchar en Onda Cero y según han dicho en el programa, Telecinco va a tomar medidas contra ellos, y de hecho me parece que ya han eliminado toda referencia a esas declaraciones en los resúmenes del programa. Como ves no se van a ir tan de rositas, aunque claro, a mi me da que en el fondo todas estas cosas están preparadas para que la gente hable de ellos (ya se sabe, mal o bien) y generar audiencia, que es lo que importa de verdad. Respecto a lo de la mujer que canta en youtube, está claro que en la red podemos encontrar las mayores barbaridades que se nos puedan ocurrir, pero intenta imaginar lo que pasaría si se emitiera el video digamos que en un programa de televisión de máxima audiencia. Ruedan cabezas pero seguro. Te recuerdo que en "Gran Hermano" un concursante fue expulsado de inmediato del programa por amenazar con "darle unas yoyas" a otra concursante y con "mearse encima" del resto de participantes.

    En cuanto al comentario de Cristina, la verdad que ya no entiendo nada (que te contradigas la verdad que tampoco ayuda).
    Primero dices que es una contradicción que la actitud que describo sea humillante y a la vez un tabú. ¿No será más bien al contrario? Si no fuera humillante, sería una actitud que se vería como "normal", con lo cual dejaría de ser tabú. O lo mismo yo me estoy perdiendo algo.

    Pero lo que más sorprendido me deja es tu párrafo final. Por un lado, dices que todos los seres humanos tienen la misma dignidad. Supongo que en ese caso les atribuyes efectivamente a todos la misma: ninguna. O por lo menos, al rey de España, que ese desde luego sí puede ser humillado, calumniado y ridiculizado según tú sin ningún problema. Lo mismo es porque es rico y famoso. Pero bueno, si en tu opinión el rey puede ser calumniado en público, ¿por qué no cualquier adolescente que cuelgue sus fotos en Internet? ¿en qué quedamos? ¿no decías que los límites mientras más lejos mejor?

    Tampoco veo por qué el ridiculizar una idea tiene que ser menos ofensivo que ridiculizar a una persona en concreto. Será según los casos, desde luego. No obstante, en la citada revista le tiran a cualquier cosa: ideas, conceptos, personas vivas o muertas...
    Que digo yo que si alguien se cachondea en tu cara de un antepasado tuyo al que apreciabas, aunque haya fallecido te molestará igual, ¿no? Recordemos que el Papa, Mahoma, o Jesucristo, también eran personas, aunque los correspondientes fieles le atribuyan también la categoría de divinidad. ¿Si se les atribuye divinidad entonces ya no tienen dignidad? ¿No sería más bien al contrario de nuevo, puesto que son tomados como más que personas por muchos fieles?

    Ah, y por cierto, ya hay declaraciones del Papa en el sentido que yo vengo exponiendo. No las toméis como las declaraciones del jefe de la Iglesia Cristiana, tomadlas como las declaraciones de quien yo creo que es una persona con buenas intenciones. Porque además no sé otros, pero este Papa desde luego de mojigato tiene poco.

    ResponderEliminar
  20. No todos somos Charlie. Pero a este paso todos acabaremos siéndolo, de una forma u otra. A todos nos harán callar. Y eso será, probablemente, del gusto de la mayoría. Empezando por el Papa, al que las campechanas declaraciones a braccio se le han ido de las manos porque reflejan sin filtros su verdadero pensamiento: ante una ofensa, dice, es comprensible una reacción violenta. ¡Con la cantidad de motivos que hay para sentirnos ofendidos!

    Los religiosos, de uno u otro signo, siguen agarrados al concepto aberrante de la blasfemia para defender su sensibilidad. El poder político, económico e ideológico, lo que vendríamos a llamar clases dominantes, también es altamente sensible y necesita defenderse: catalogando como terrorista a quien se oponga de forma activa al orden establecido (leyes mordaza y similares), y patrocinando ese código de buenas maneras esterilizantes conocido como corrección política.

    La blasfemia y la oposición al orden establecido han logrado arrastrar nuestras sociedades a un espacio de libertad, todo lo incompleto que se quiera, del que no hace demasiado tiempo que disfrutamos. Podríamos remontarnos a un hombre sensato y pacífico como Spinoza, expulsado de la comunidad judía holandesa, que no pudo firmar en vida su obra filosófica; o a Galileo, obligado por los tribunales católicos a abjurar de esa idea absurda según la cual la Tierra gira alrededor del Sol. También podemos recordar que el voto femenino es una conquista del siglo XX, percibida en su momento como radicalmente antisistema, y que los homosexuales siguen siendo perseguidos en la mayor parte del mundo. Hay quien dice que la homosexualidad va a acabar con la raza humana. El ministro del Interior de España, por ejemplo. ¿No es eso ofensivo? ¿No puedo pegarle al ministro un puñetazo bendecido por el Papa? No, ni puedo ni quiero. Aunque las ideas no lo sean, las personas son respetables.

    La razón, lo sabemos, no es un valor sagrado y absoluto. Por eso es mejor que los valores supuestamente sagrados y absolutos. La rebeldía social, lo sabemos, nos complica la vida y no siempre conduce a buenos resultados; sin ella, sin embargo, no habría derechos ni libertades. La blasfemia y el insulto, lo sabemos, entorpecen la convivencia; prohibirlos nos conduce a la sumisión. A esa sociedad en la que todos seremos Charlie porque alguien, convencido de su verdad y su derecho a la violencia, nos hará callar.

    E. González.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...