07 mayo, 2014

Un susto.

Soy un tipo que sufre por problemas que no tiene. A veces hay miedos que me asaltan y me impiden vivir feliz. Hace quince días mi mujer me dijo que le mirara una mancha que tenía en la espalda y a la que ella no daba importancia. Estaba segura de que se trataba de un grano, una espinilla o algo parecido. Cuando la vi no me gustó nada. No me pareció un grano normal. Lo cierto es que estoy sensibilizado con el cáncer de piel pues una amiga el año pasado tuvo un melanoma (un cáncer gravísimo del que a día de hoy ha salido viva) y con ese motivo busqué en internet el aspecto que eso tiene. A estas alturas ya habéis supuesto que cuando vi la mancha de mi mujer me pareció un melanoma. Pues acertáis.

Le dije que no me gustaba y al día siguiente pedí cita en el dermatólogo. Ella, que siempre es más optismista que yo, no le dio la menor importancia pero acedió a ir si yo me empeñaba.
No voy a decir que pasé los días hasta la cita del médico preocupado pero sí que de vez en cuando me acordaba y sufría un poquito. No quería agobiarme inútilmente, de modo que, racionalmente, aplazaba mi sufrimiento para cuando existiera un motivo real. A ella tampoco se lo recordaba, pero no me olvidaba de que estábamos esperando un momento que podía cambiar nuestra vida completamente.

Ayer fuimos al dermatólogo. El día antes me dijo que le daba vergüenza ir porque no iba a tener nada y el médico se iba a reír de ella. Le insistí que estaba deseando que el médico se riera de mí por alarmista.

Mi mujer no tenía nada. Nada importante. Se trata de una queratosis seborreica, un tipo de verruga o lunar que sale en la piel pero no merece ni la pena quitar. Estoy muy contento. De verdad creía que podía ser algo malo, me he quedado muy tranquilo y aún ahora me acuerdo, de vez en cuando, del peso que se me ha quitado de encima. 

Estoy feliz de haber hecho lo que hice. Mi amiga tardó un mes en ir al médico desde que se vio la mancha en el tobillo. Cuando la operaron tuvieron que quitarle todos los ganglios de la pierna porque estaban infectados. Ahora tiene que hacerse revisiones periódicas por el peligro que se haya metástasis. 

3 comentarios:

  1. Hiciste bien en ir al médico. Me alegro de que todo haya quedado en un susto.

    (Hoy tocaba un comentario diferente, que no de diga que solo vengo aquí a soltar discursos :-)).

    ResponderEliminar
  2. Yo también me alegro

    ResponderEliminar
  3. Nada importante. Te mira con un aparatito de bolsillo y te dan diagnóstico y pronóstico: queratosis seborreica, nunca malignizan, no merece la pena quitar.
    El derma tarda medio minuto en darte con un spray frío y en dos sesiones se cae y desaparece. Se les toma hasta cariño. Es una marca simpática y exclusiva. Con el tiempo crecen y adquieren una pinta menos estética. Hace diez días me quité la que tenía en el borde del párpado inferior derecho. Negra. Pasó de grano de mijo a garbanzo de secano.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...