16 julio, 2007

DUDANDO

Tres comentarios en la entrada anterior se preguntaban por la relación blog-realidad.
La verdad es que is a problem (o puede serlo en un futuro). No especialmente con mis seres más queridos, sino con otros un poco más lejanos. ¿Qué sucedería si se me ocurriera una entrada genial con mi cuñado Jesús como protagonista pero éste no quedara del todo en buen lugar? Sabiendo que es un comentarista asiduo no podría incluirla. ¿Pero cómo prescindir de un chiste aunque suponga perder a un amigo?
Si quiere uno hablar con libertad lo mejor es que los que te lean no te traten en la vida real. Lo mismo sucede con mis compañeros profesores. ¿Cómo contar algo sobre el instituto sin estarlo contando PARA TODO EL INSTITUTO? Ya estoy pensando cómo escapar de este embrollo...
De momento, mi mujer no lo lee (o eso creo) por la misma razón que yo no miro con mucha atención el ganchillo que hace ella. Si tuviera que mirar los kilómetros de labor que hace delante de la TV podría atender este blog. Supongo que algún día lo mirará cuando alguna hermana le comente algo. Lo cual tomaré como un éxito del blog.
Mis hijos no lo leerían, saben que se llama "patatitas pochas", aunque se lo pusiera como condición indispensable para cobrar la paga.
En fin, atravieso una crisis creativa. ¿Será la falta de comentarios en algunas entradas? Matilde está en Francia, no creo que lo pueda leer; Ángel en Berlín, ¿Sarapo en Japón?. Tengo un montón de entradas comenzadas pero ninguna me parece interesante para concluirla.
El estudio de mi hijo ha vampirizado toda mi energía. Esta mañana tuve un micro-ataque de pánico a las seis y media de la mañana, cuando me desperté pensando lo poco entregado que lo veo a las tres asignaturas que le han quedado. Y yo no sé qué hacer exactamente para ayudarle con la de Historia.
Todo se pasó montando en bici de ocho a nueve de la mañana y haciendo unos resumenes sobre el emirato de Abderramán I, Abderramán II y el Califato de Abderramán III. Interesantísimo el estudio de los reinos de Taifas del siglo XI, los almorávides, los almohades y el reino nazarí de Granada.
En fin, había pensado hablaros de las tensiones en una parroquia de Salamanca donde las beatas máyores se oponen al párroco que quiere colocarle al cristo que preside el retablo barroco una corona de espinas tuneada. Ya no hay tiempo.
Escribo desde el telecentro de Arenas, un lugar del Ayuntamiento con diez ordenadores para que los vecinos nos conectemos gratis. ¡Viva el estado del Bienestar!
A mi lado está el "homeless" de Arenas. Naturalmente actualiza su web desde aquí. Un día os digo su dirección, tiene una página muy chula con música de Mozart de fondo y todo. Y con una sección de recetas de cocina que salen muy bien de precio.

1 comentario:

  1. NO hay problema, puedes comentar o hacerme partícipe de cualquier historia o entrada... eso sí, te expones a que te conteste (yo no tengo Blog, cuando vives de esto de la informática, lo menos que deseas es "esclavizarte" a un Blog, algún día debatiremos sobre esto, si te parece).
    Ahora entiendo tu conexión desde Arenas, me tenías despistado...
    Buen verano por allí.

    Saludos, Jesús

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...