30 mayo, 2007

HISTORIA DE UN PROGRAMA 1

Tras Gran Hermano aparecieron muchos realities. Televisión Española lanzó uno con características particulares. Los participantes hacían algo: se preparaban en una academia para cantar y el resultado se veía en una gala semanal.

Esto llevó a decir que promovía la cultura del esfuerzo, por contraposición a otros programas en los que los concursantes no hacían (ni sabían hacer) nada. La alabanza es cuestionable. Todos mis alumnos se esforzarían durante unos meses si supieran que después van a grabar discos o se van a pasar por las televisiones cobrando.

Operación Triunfo tenía otra gran diferencia con Gran Hermano. Entre los participantes todo era buen rollo, eso es lo que se ofrecía al público y nunca se vió otra cosa. Ni peleas, ni roces, ni diferencias. A esto ayudaba que sólo se grababan ensayos y comidas. En las habitaciones privadas los concursantes podían criticar, conspirar, enfadarse sin que los espectadores lo advirtieran. En este sentido no sé si era más educativo pero sí era más falso que GH.

En ambos concursos la manera de nominar era muy diferente. Si en GH el público elegía quién se iba (fomentando así las fobias) en OT los espectadores votaban quién se quedaba (estimulando las filias). Es muy distinto querer que un concursante gane (buscando su bien) que pretender que pierda (desear el mal).

Una de las grandes ventajas para el espectador en estos concursos es que éste puede emocionarse, sufrir y alegrarse, a través de otro. Es menos peligroso tener “emociones fuertes” en la vida de otro. Se “siente intensamente” y se sale ileso.

Operación Triunfo tuvo tres ediciones (creo) en la Primera. Luego la fórmula se agotó hasta que Telecinco pasados unos años la relanzó con bastante éxito. De ahí salieron cantantes como Sergio, Soraya, Edurne.

El año pasado introdujo una novedad significativa: el efecto Risto.

(Continuará)

5 comentarios:

  1. Tengo un problema con estos programas. Me aburren. Y los he visto. Junto con mi santa he asistido a la presentación de los concursantes de varios GH. A ella le engancharon. A mi no. Pude ver desde el extranjero la gala final de OT I, el que ganó Rosa, el reality con más audiencia. He asistido a tertulias sobre los personajes, tanto en TV como en persona (mi santa y sus amigas) y puedo decir y digo que consiguen interesarme por algún tiempo, pero ese interés se desvanece como la espuma del champagne pasadas unas horas.

    ResponderEliminar
  2. Factor X es una moñada, ví la primera Gala 15 minutos y me sirvió para no ver más.
    En el Reino Unido y USA (países anglosajones), la fórmula funciona mejor, porque la gente está acostumbrada a criticar y ser criticado duramente y en público.
    Pero en los países latinos (¿somos más hipócritas y criticamos por la espalda?) la fórmula no funciona: se notaba a los 3 jurados forzados y sin saber criticar en serio, y a los pobres participantes tomarse a risa la crítica, no funciona!.
    No le ahuguro ningún éxito de audiencia al nuevo formato de CUATRO, no cuela!.

    Saludos, Jesús

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con el penúltimo post. Pero reconozcamos que, sea natural o no, pactar con los nacionalismos es una costumbre española muy extendida, salvo que se obtenga la mayoría absoluta.

    PD: Rajoy ha dicho (hoy) en el parlamento que es un hombre de principios y que el no pactaría con partidos que pidan la autodeterminación o la independencia dentro de España. Veremos si no pacta con el PNV si lo necesita.

    ResponderEliminar
  4. Andesté El Semáforo se quiten estas tonterías.
    De todas formas, endevé la neurona que gastas en analizar el ello de estos programas, jomío.
    ¿Te lo has hecho mirar?

    ResponderEliminar
  5. heptafon sin ojo31/5/07 15:48

    don't ¿no te habrás equivocado de post?

    vamos, digo yo....

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...