07 junio, 2016

¿Por qué unos países son más ricos que otros? Por Jared Diamond.

Jared Diamond goza de mucho prestigio.

Yo he leído libros suyos pero nunca completos. Leí bastantes capítulos de Colapso, El Tercer chimpancé, ¿Por qué es divertido el sexo?. Lo que no he leído es su libro más conocido: “Armas, gérmenes y acero”.

Por eso de leer a trozos no me enteraba yo de sus tesis principales sobre la historia. Hoy estoy muy contento porque en un pequeño libro suyo las he encontrado reunidas y me gustaría resumirlas aquí. “Sociedades comparadas” reúne siete cortas conferencias que dio en Italia y son maravillosas por su concisión.

Según la tesis de Diamond la riqueza o pobreza de las naciones está marcada por las condiciones geográficas y por las buenas o malas instituciones que gobiernan. La primera conferencia se ocupa de  por qué unos países son ricos y otros pobres y el papel que juega en ello la geografía.

Uno de los factores más importantes es la latitud. Los países situados en zonas templadas son, en general más ricos que los países tropicales. Esto se da incluso en países que cuentan con una variedad grande de latitudes, por ejemplo, dentro de Estados Unidos.

Las principales razones de esta pobreza son la menor productividad agrícola y los mayores problemas sanitarios. Los suelos tropicales son escasamente fértiles y poco profundos.

Además, cuentan con muchas más especies que los países templados. O sea más especies de agentes patógenos y mohos que infectan las cosechas. Además, los fríos del inviernos en los países templados terminan con los agentes patógenos, al menos hasta la siguiente primavera, cosa que no pasa en los trópicos.

Para Diamond estos condicionantes geográficos son determinantes.

Solo en los países templados se pudo desarrollar la agricultura y el hecho de pasar temprano en la historia de las sociedades cazadoras-recolectoras a las agrícolas determina toda la historia posterior.
La segunda conferencia la dedica a las buenas o malas instituciones políticas como causa de la riqueza de las naciones. Señala un grupo de características que distinguen unas de otras, pero lo más llamativo es que también en esto ve Diamond un papel determinante de la geografía. Solo las sociedades agrícolas produjeron el excedente alimentario que permitió la aparición de una clase política de administaradores, gobernantes, funcionarios y guerreros.
Las sociedades que, por la posibilidad de la agricultura, antes llegaron a crear sociedades complejas, hoy día, tienen instituciones más depuradas y mejores que aquellas que son tardaron en tenerlas y que aún pagan ser primerizas.

Otra explicación histórica para las buenas o malas instituciones está también marcada por la geografía. 

En aquellas zonas de América donde los colonizadores se encontraron con densa población indígena y recursos agrícolas que explotar crearon una infraestructura en que pocos colonizadores esclavizaron a los indígenas y explotaban una gran cantidad de recursos. Estos países, cuando fueron descolonizados dejaron unas estructuras que permitían el dominio de muchos por parte de unos pocos. Es decir, las malas instituciones serían resultado de las derivadas de las que nacieron de los recursos a explotar. 

En aquellos países en los que no había población a la que explotar fueron los propios colonizadores los que tuvieron que trabajar y las instituciones que legaron fueron menos "explotadoras" y mejores.



Sobre el libro más famoso de J. Diamond podéis encontrar dos interesantes post de Pseudópodo aquí y aquí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...