09 mayo, 2016

Pornografía al alcance de adolescentes: ¿Una novedad en la historia?

Mi hija ha hecho un intermedio durante su estancia de au pair en Dublin para venir a vernos. Me trae un ejemplar de Times, la que leen sus jefes.


Encuentro un interesantísimo artículo. La pornografía, una amenaza para la virilidad.
La idea es que el porcentaje de “disfunción eréctil” es más alto que hace años y que esto puede ser debido a que se trata de la primera generación que desde la adolescencia ha tenido libre acceso a todo tipo de pornografía. Aunque también se nombran otras posibles causas. 

Parece que hoy en día hay gente intentando salir de esa adicción.

Por lo visto existen muchos sitios en internet donde prestan ayuda para eso. Sus fundadores dejan claro que no se trata de una aversión al sexo, no es una especie de preocupación moral, sino una cuestión de salud sexual. Porque quieren más sexo tienen que evitar la pornografía.

También hace referencia a una conferencia en TED. 

Muy interesante. A lo mejor mañana puedo hacer un resumen mejor de esto. 

2 comentarios:

  1. Gracias por el link. Su blog es un tesoro..

    Yo nunca me engancharía al porno, porque, no va a sonar muy liberal, la pornografía el negocio del sexo explícito es un desahogo de mierda desde el principio. Más cuando fumar (en las bodas) o colocarse de vez en cuando aún conserva adulto todo su misterio individual.

    Comprar un cuerpo (consumir carne humana), y tanto da a través de una pantalla como yendo personalmente a un asqueroso puticlub, es demasiado triste, como abusar en fin (de la palabra) de tu mejor amigo...

    Nadie va a la cárcel por ello, pero si civilizado intercambio comercial y 'fiesta' en común (según chica que se anunciaba libremente), un retorcido indigno error de complicidad. Anterior a buscar los resortes dentro. De un hedor que no cesa.

    Some girls are bigger than others

    ResponderEliminar
  2. El otro día tuve ocasión de ver con mi hija pequeña (16 años) qué pasaba cuando intentábamos acceder desde el iPad a una página para ver series que ella utiliza. Ante de acceder a los enlaces aparecieron imágenes en movimiento de lo más obsceno y pornográfico. Este es el panorama que ven los adolescentes del sexo. Sucio, mecánico, asqueroso. Me pregunto sobre qué pensará mi hija de ello. Ninguno comentamos nada, como si fueran lo más normal. No sé qué romanticismo quedará en su visión de joven sobre ello antes de haber accedido a experiencias sexuales, afortunadamente. ¡Qué espanto! No me extraña que estas generaciones hipersexualizadas en imágenes pierdan interés, deseo, imaginación al respecto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...