31 mayo, 2016

La vida como afán.

Un viejo amigo se hace eco de eso que he repetido varias veces por aquí: “sin inglés no hay estrés”.

No se trata solo del ínglés. Lo que me produce ansiedad es tomarme la vida como una competición. Como si hubiera que conseguir algo, como una carrera que tienes que ganar. Es inevitable perseguir metas y aspirar a más, pero yo sería más feliz si introdujera una dosis grande de contemplación y simple estar.

¿Por qué no disfrutar la vida sin afán?

Tengo mi familia, mi trabajo, mis hipotecas pagadas. Tengo salud. La vida es una maravilla. ¿Por qué estoy peleando? ¿por conseguir qué? ¿A dónde me creo que tengo que llegar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...